Opinión

Espectro de la Fed

Actualizado el 29 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Espectro de la Fed

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se ha desdibujado el efecto del alza en las tasas de interés decretado por la Reserva Federal (Fed). Algunos la ven como la segunda derivada del Apocalipsis; otros, como la necesaria normalización de un mercado distorsionado por la crisis. Yo me adhiero a los segundos.

No hay que sobredimensionar el ajuste. Fue muy pequeño (0,25%) y se hará de forma muy gradual. Tomaría, al menos, tres años llevarlas a los niveles de precrisis, si es que llega. Mucho dependerá de la inflación futura, el débil crecimiento real, los salarios reales y el tamaño de la fuerza laboral, un tanto contraída. El crecimiento del último trimestre fue revisado a la baja y las perspectivas son conservadoras. Bien podría suceder que la Fed apacigüe o prolongue el proceso.

La Fed controla las tasas a corto plazo; el mercado, las de plazos más largos. Si bien, subieron la Libor y prime, los bonos a 10 años retrocedieron un poco ante la perspectiva incierta del crecimiento futuro (el FMI lo estima en un 2% hasta el 2020). En algunas economías estrechamente ligadas a la americana, como México, el ajuste se hará sentir más rápido; en otras, como la nuestra, con un verdadero divorcio entre las tasas en colones y las del mercado en EE. UU., el ajuste no será igual.

¿Qué ha sucedido con las tasas en colones después del ajuste? Nada. O casi nada. El Banco Central no subió su tasa de política monetaria que mantiene en un 2,25%, señal de que no necesariamente marchará de la mano de la Fed sino, más bien, su política monetaria mantendrá la autonomía.

Los ajustes, si los hubiere, responderían más a las condiciones internas de la economía, especialmente la brecha del producto y la mayor (o menor) presión de la demanda agregada sobre el IPC. Tampoco subieron las tasas brutas para depósitos electrónicos (a ningún plazo), ni la tasa básica pasiva.

¿Significa que en el futuro las tasas en colones no variarán? Claro que no. Son siempre variables de ajuste que cambian conforme lo hacen las condiciones de la economía o la política monetaria. Más bien, veo con buenos ojos el ajuste de la Fed. Aquí podrían subir muy gradualmente las tasas en dólares, pero sería saludable pues permitiría disminuir la diferencia entre ellas y las tasas en colones e incrementar la efectividad de la política monetaria, mermada por la dolarización. Disminuiría también el riesgo por el endeudamiento en dólares de no generadores y las entradas de capital, que contribuyen a apreciar el colón.

En la coyuntura actual, al país no le va subir las tasas en colones. Más le vale aquilatar el verdadero espíritu de la Fed.

Jorge Guardia es abogado y economista. Fue presidente del Banco Central y consejero en el Fondo Monetario Internacional. Es, además, profesor de Economía y Derecho Económico en la Universidad de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Espectro de la Fed

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jorge Guardia

Abogado, economista y columnista de La Nación. Fue presidente del Banco Central y consejero en el Fondo Monetario Internacional. Es además profesor de economía y derecho económico en la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota