Opinión

Envites económicos para 2017

Actualizado el 21 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Envites económicos para 2017

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ya les di mi visión sobre la economía en el 2017. Hoy quiero enriquecer la de ustedes con las opiniones de connotadas entidades y firmas consultoras sobre PIB, inflación, tasas de interés, tipo de cambio, reservas y déficit fiscal. Cada una hace su propia apuesta. Las llamaremos el ABC (y E) de los gurúes ticos. ¡Adivinen!

PIB. La firma “A” estima que crecerá un 4%; “B” se ciñe al 4,1%; “C”, más conservadora, no le da más del 3,5%; y “E”, tras titubear, se casó con el 4%. No habrá sorpresas. Recuerden que mi envite zigzagueaba sobre esa línea. Inflación. “A” la ve subir al 2,6 %; “B” la fija en 3% (± 1 p.p.); “C” le apuesta al 3,2%; y “E” va con un 2,9%. Yo flirteaba entre 2% y 2,5%.

Tasas de interés. “A” ve subir la tasa básica pasiva; “B” es remolón a fijar porcentajes (le basta insinuar que podría aumentar); “C” es más puntillosa y la ubica en 6,5%; “E” piensa que podría subir al 6%. Yo también afirmé que subirán, pero no di ninguna cifra.

Tipo de cambio. Hay coincidencias sobre la tendencia (al alza), pero divergencias en la devaluación. “A” coincide en que subirá; “B” se abstuvo de pronunciarse (fiel a su posición); “C” resultó ser prudente (contrario a lo que yo creía) y sugirió un 4,7%; “E” le apostó a un 5%. Yo coincido en que subirá, pero me resisto a dar una cifra por ser una entre otras variables a la disposición para lograr la meta de inflación. Dependerá del uso de reservas, emisión, tasas de interés y otros cordeles.

Reservas. Son el colchoncito para acomodar la política “macro” ( fine tunning ). No vi la posición de “A”; “B” le apuesta duro al alza ($47 millones); “C”, a la baja (-$500 millones); “E” coincide en la caída (-$516 millones); y yo estimo que algo perderemos, dependiendo de cuán flexible sea la política cambiaria y las resultas de las entradas de capital, inciertas. Atreverse a apostar sería riesgoso. “A” y “B” son optimistas en que habrá recursos externos para financiar la balanza de pagos; “C” arruga la nariz (creé que no); “E” la acompaña pues también prevé un monto menor; pero yo no soy tan pesimista. Los efectos “Fed” y “Trump” afectarán más los flujos de portafolio que la inversión extranjera directa.

Déficit. Finalmente, todos apostamos que no habrá reforma fiscal, pero diferimos en el déficit como porcentaje del PIB: “A” estima que subirá; “B” habla de -5,9%; “C”, -5,8%; y “E” -5,1%. ¿Quién se llevará la quiniela? Hagan ustedes sus propias apuestas.

  • Comparta este artículo
Opinión

Envites económicos para 2017

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jorge Guardia

Abogado, economista y columnista de La Nación. Fue presidente del Banco Central y consejero en el Fondo Monetario Internacional. Es además profesor de economía y derecho económico en la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota