Opinión

Enfoque

Actualizado el 28 de enero de 2010 a las 12:00 am

Opinión

Enfoque

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Enfoque  - 1
ampliar
Enfoque - 1

Aún habiendo descendido a política de cabaré, con sainete y musical incluidos (faltó el cancán), la campaña electoral producirá un resultado. Hasta en nuestro alicaído campeonato de futbol, al final alguien queda campeón –el menos malo, el más suertudo–, aunque las gradas siempre hayan estado vacías. Pensando en ese inevitable resultado, digo que los principales candidatos presidenciales están como loras en mosaico, en situación incómoda. ¿Por qué? Al igual que en el 2006 y en el referéndum del TLC, cerca de una cuarta parte del electorado está indeciso y tomará partido hasta el final. Además, varios de los que dicen apoyar a un partido no están a muerte con él y pueden voltearse.

Pero con mosaico y todo, sin embargo, no todas las loras están igual: algunas aletean con fuerza y otras ya clavaron pico. ¿Cómo veo la cosa al día de hoy?

k Me sorprendería si el abstencionismo no aumenta. Una subida fuerte beneficiaría sobre todo al PLN pues los nuevos electores “resfriados” tienden a ser anti-Arias.

k Sería inesperado pero no sorpresivo si llegamos a una segunda ronda. Los sondeos sugieren que el Libertario (ML) tocó techo, que el apoyo al PLN es un poco más “duro” que el del resto y que el PAC se activó (tardíamente) en estos días.

k El ML tendrá una fracción parlamentaria más grande, que le permitirá estar no solo a la defensiva sino pasar a la ofensiva. No sabemos si actuará como el viejo libertario –furiosamente antiestatista– o como los liberales de nuevo cuño con “canas políticas” que D. Otto dice que son.

¿De qué depende una segunda ronda? El ML requeriría crecer a costillas del PAC y del PUSC, vaciándolos de apoyo (en 2006 el PAC hizo eso a toda la oposición). Guevara debería hacer una súbita metamorfosis de representante populista del malestar a campeón anti- statu quo . Si logra doblar esa esquina, Chinchilla estará en aprietos. El PLN puede ayudar si su candidata aparece a la defensiva o triunfalista: el tono de su mensaje será clave.

Como mucho elector se decidirá en las filas de votación, vital será la organización del día electoral. ¿Tendrán el PAC y el ML la maquinaria? (El PLN parece que sí). En estas aguas procelosas, tengo claras pocas cosas: “menudencias” como la crisis económica o la gestión ambiental no tuvieron sitio en el vodevil de promesas que hemos vivido; aunque no gane, el Libertario ya ganó; el PAC lucha por un resultado que le permita vigencia en la era post-Ottón, el PUSC está en la calle, y aunque triunfe el PLN, parecen lejanos el millón de votos y los 30 diputados que algunos dijeron. No se conformaría un nuevo bipartidismo y el próximo gobierno tendrá que negociar a varias bandas.

  • Comparta este artículo
Opinión

Enfoque

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota