Opinión

Creatividad vs. desempleo

Actualizado el 23 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Creatividad vs. desempleo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El desempleo sigue siendo una de las principales preocupaciones para la economía costarricense. No solo desde el punto de vista económico, sino también social. Son más de 200.000 personas que quieren trabajar, pero no pueden.

Cuando sobrevino la crisis, el nivel de desempleo se duplicó. De ahí, y durante los últimos seis años, se ha quedado en un rango de entre 8 y 10%.

Ya no se le puede achacar el problema a la crisis. Incluso, la producción ha crecido a un ritmo anual de un 4,3 en este período, lo cual está apenas un poco por debajo del promedio de los últimos 25 años.

Está claro que si la economía creciera más rápido aumentarían las posibilidades de que la gente encuentre empleo, pero el problema va más allá del simple crecimiento de la producción. Como consecuencia de la crisis, ante la contracción de los ingresos de las personas, las empresas han buscado cómo producir cada vez a más bajo costo. Para ello, se han enfocado, con mayor intensidad, en ser cada vez más eficientes: cómo hacer más con los mismos o incluso hasta con menos recursos. Por eso, muchas empresas han aumentado la producción sin contratar más trabajadores.

La innovación y la tecnología han jugado un papel muy importante en esa búsqueda de eficiencia. La simplificación de procesos y el uso de nuevas tecnologías han contribuido en mucho a reducir la necesidad de trabajadores para hacer ciertas labores. Eso es una realidad mundial. Pero también la tecnología ha ayudado a trasladar geográficamente ciertos puestos de trabajos.

Hoy día muchas empresas tienen su producción, y hasta sus oficinas administrativas, dispersas en varios países. Dado que la demanda de trabajo es baja, y además tiende a estar diseminada en muchas partes del mundo, la solución al alto desempleo no es fácil. Se debe seguir trabajando en los factores que hacen que cada vez más empresas se quieran instalar en el país, y las que ya están puedan crecer.

Pero también es muy importante dinamizar los nuevos emprendimientos. Debe crearse un clima de negocios apto para que los innovadores encuentren terreno fértil en Costa Rica para hacer cosas nuevas y diferentes.

Esto tiene que ver, parcialmente, con la facilitación de trámites para nuevos negocios; está relacionado sobre todo con el fomento de una cultura de investigación y desarrollo mucho más amplia, tanto en colegios y universidades, como en empresas y Gobierno. Se trata de fomentar la creatividad del tico y de que esta se materialice en nuevos productos y servicios.

(*) Luis Mesalles obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada. Participa en varias juntas directivas. Anteriormente, fue vicepresidente de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica, presidente de Academia de Centroamérica, profesor en la Universidad de Costa Rica y en la Universidad Stvdium Generale.

  • Comparta este artículo
Opinión

Creatividad vs. desempleo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luis Mesalles

Obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada.

Ver comentarios
Regresar a la nota