Opinión

Celebremos con acciones

Actualizado el 05 de marzo de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Celebremos con acciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En 1970, tan solo el 5% de los músicos de las cinco orquestas más sobresalientes de los Estados Unidos eran mujeres; actualmente son un 35%. Este logro se obtuvo tras la iniciativa de la Orquesta Sinfónica de Boston, seguida por otras, de realizar audiencias ciegas, o sea, detrás de una cortina.

Una acción tan sencilla, así como el uso de currículum vitae sin la identificación del género, contratar o promover solo mujeres para enriquecer con mayor diversidad una organización, son fórmulas válidas que permiten avanzar hacia una mayor igualdad de género.

En el 2015, participé en el programa “Mujer y Poder” (Harvard) cuyo objetivo era acceder a herramientas para luchar contra estereotipos que por razones de género aún persisten en todos los países.

Nos recibieron con la siguiente imagen: “La cultura, estructura, prácticas y patrones relacionales en el trabajo favorecen a los hombres”, una frase impactante, por su reveladora sencillez y cruda definición del enemigo por vencer.

Otro revelador estudio fue el realizado por Deloitte en 49 países, que determinó que tan solo un 12% de los puestos en juntas directivas son ocupados por mujeres y únicamente un 4% son presididas por estas.

Esta es la realidad detrás de lo concluido luego de la celebración del vigésimo aniversario de la Cuarta Conferencia de la Mujer y del lanzamiento de la plataforma de Pekín, al señalar que, de continuar al ritmo actual, faltarán 81 años para que obtengamos la igualdad en el trabajo, 75 para la equidad salarial y 30 para la igual representación en los puestos de toma de decisiones.

Parte de esas herramientas que pueden hacer la gran diferencia son: la toma de definición desde la cabeza (juntas directivas o jerarcas), hacer transparente datos simples y comparables (ej. salarios), establecer objetivos específicos y realizables a corto y mediano plazo con métricas definidas (ej. 30% de mujeres en puestos directivos para el año) y establecer responsables y auditorías periódicas garantizan cumplimiento.

Este no es solo un tema de género, las mujeres son las tomadoras del 80% de las decisiones de compra ( La ganancia de género, Deloitte) o siendo la incorporación de las mujeres a la PEA, un factor exponencial del PIB (Christine Lagarde, FMI). Lo inteligente para las organizaciones y el país es facilitar su ingreso y ascenso a los puestos de toma de decisión.

  • Comparta este artículo
Opinión

Celebremos con acciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota