25 julio

Huelga sin misericordia

Funcionarios en paro no entregan cadáveres

Una huelga más en la Administración Pública. El caos, la impotencia y la desazón se apoderan de la población. El paro de los empleados judiciales ha causado repudio y rabia, especialmente, por estar causando dolor en algunas personas que necesitan servicios sensibles, como la entrega de constancias de delincuencia y los cuerpos de sus seres queridos muertos.

Es criticable el comportamiento de un dirigente que ante el reclamo de un doliente manifestó que fueran a presionar a los diputados para que no les toquen su régimen jubilatorio. Es vergonzoso el irrespeto de los funcionarios judiciales al llamado del presidente de la Corte, la Defensoría de los Habitantes y hasta de la Sala IV para que entreguen los cadáveres acumulados en la Medicatura Forense y puedan sus familiares darles sepultura.

Halley Castro Ramírez

Barrio México, San José

Malos ejemplos en TV

Con mucha atención los costarricenses vemos semana a semana informaciones en Telenoticias y Noticias Repretel sobre las decenas de muertos que hay en nuestro país por el narcotráfico y guerras de pandillas. Los canales deberían empezar por casa y no transmitir novelas y series relacionados. Las familias costarricenses lo van a agradecer.

Víctor Torres Chacón

San José

Pensión incorrecta

Las autoridades deben intervenir, de algún modo, en un perfil de Facebook que se llama Galería de Pensionados de Lujo, porque publican fotos de personas con montos exorbitantes de pensión que algunas no reciben. Esto lo viví con una persona honesta y honorable de nuestra familia, lo que expone su seguridad. Somos hijos de un benemérito de la patria y el honor ajeno se respeta.

Ana Virginia Ortiz Ortiz

San José

Más privilegios

El panorama de nuestra economía no se presenta muy halagador. Hay un déficit fiscal creciente, el endeudamiento público aumenta, las finanzas públicas están muy deterioradas y el gobierno apuesta solamente por subir más la carga tributaria sin aplicar un plan de austeridad que suprima gastos innecesarios.

No obstante lo anterior, amparado a una convención colectiva, el Ministerio de Educación Pública (MEP) –como en tiempos de bonanza económica– anuncia que para el curso lectivo próximo, junto al incentivo de los 200 días de clases, además del incentivo salarial por trabajar en instituciones educativas ubicadas en distritos de bajo y muy bajo nivel de desarrollo socioeconómico (IDS) y en zonas clasificadas como incómodas e insalubres, también pagará a los docentes otros incentivos económicos a quienes trabajen en las regiones que se caractericen por tener inundaciones, brotes epidémicos (dengue, zika, chikunguña), volcanes activos o en erupción, sismos, altos índices de delincuencia, embarazos adolescentes, mortalidad infantil y carencia de agua potable. Solo falta incluir un incentivo salarial por asolearse.

Ramiro H. Jiménez Rodríguez

Moravia

Democracia cooperativa

El Infocoop es una institución pública porque recibe del Estado unos ¢135.000 millones, pero privada por su organización. Las cooperativas se conforman con ciertos requisitos mínimos y las inscriben muchas veces solo para votar. Quince personas inscribieron 190 cooperativas y luego todas tienen derecho a votar, aunque deberían votar las que tengan al menos tres años, un capital establecido y un número de asociados que determine su crecimiento.

Estoy afiliado a Coopenae y su sistema democrático debe revisarse; a sus delegados los nombran por cinco años y posiblemente se reeligen, cuando debería ser con representantes porcentuales de cada filial y año con año. Es un sistema viejo que debe cambiar. En 17 años nunca se me ha comunicado, por correo, de sus asambleas para nombrar delegados y menos para asamblea de Infocoop. Se debería tener mayor cantidad de delegados que las cooperativas nacidas solo para ir a elecciones, por la elección por su solidez y miles de asociados que las conformamos.

Mario Valverde Montoya

San Rafael de Montes de Oca

Etiquetado como: