29 agosto, 2014

Aquel 8 de mayo

Los primeros 100 días

Muchos recordamos aquel 8 de mayo lleno de frases bonitas y esperanzadoras ¡Qué tiempos aquellos! Ahora todos los días hay una nueva denuncia de corrupción, ya sea de parte de la prensa, de la Contraloría o de las mismas autoridades, pero el presidente sigue recetando asesorías, consultorías y estudios aquí y allá, y evade su responsabilidad. Precisamente ese era uno de sus caballos de batalla: no solo atacar la corrupción, sino evitar gastos como esos, que para eso cada institución tenía su personal entrenado y, agrego yo, muy bien remunerado.

Pero no, ahora es un nadadito de perro constante: se tarda para todo, todo lo posterga, a todo le da largas. Para muestra, varios botones: Fonabe, su inoperancia y la pasmosidad de cómo responde su director; el MOPT y sus propiedades usurpadas por años; el INVU y su repartición entre 23; la CCSS, sus trapos sucios y el silencio de su presidenta; el AyA y sus “fugas”; el ministro de la Presidencia trabajando solo para sus intereses; el CNP que va a crecer mucho más y nadie dice por qué o para qué, y así cientos de ejemplos más.

La tal casa de cristal más bien parece una fortaleza: se ha vuelto impenetrable y el Presidente ya ni quiere dar explicaciones, como había prometido.

Señor presidente, de una vez por todas, oiga a su pueblo y no a los que le hablan al oído, que ya bastante daño le han hecho a usted, a su credibilidad y especialmente al pueblo ávido de respuestas, tal y como nos lo prometió aquel dichoso 8 de mayo.

Luis Dionisio Vázquez Madrigal

Cartago

Oportunidad perdida

Tal como lo consigna un editorial de La Nación (22/8/2014), fue un error de los diputados anteponer sus intereses partidarios a la posibilidad de que el presidente Solís expusiera su informe de 100 días en el Plenario. Agregaría a esto que era una buena oportunidad de dar pasos hacia la transformación del sistema de gobierno presidencialista a uno parlamentario, propio de los estados modernos, en especial los europeos. ¡Qué lástima que la miopía politiquera que creíamos ajena a esta Asamblea lo haya tirado por la borda!

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

‘Zen & Caos’

El 23 de agosto asistí a la Feria Internacional del Libro y tuve la suerte de visitar el stand de Club de Libros, en la Casa del Cuño, donde el periodista y escritor Walter Campos está promocionando su libro, Zen & Caos . Les recomiendo su lectura: es una excelente obra en la que Walter, con su don especial para la escritura y su facilidad para transmitir positivismo a los demás, nos invita a descubrir y disfrutar en nuestro entorno de todos los momentos que hagan de nuestras vidas “algo extraordinario”.

Victoria Chavarría Calvo

Guadalupe

Justicia y tecnología

Durante el pasado Mundial de Fútbol, aparte de gozar de la euforia y la alegría que provoca una competencia deportiva de esta magnitud, se evidenció, gracias a los avances tecnológicos, lo que en verdad sucedió en algunos encuentros futbolísticos en los que se afectó la honestidad y el esfuerzo por alcanzar un triunfo deportivo. Ejemplos de esto fueron los errores de los árbitros ante la mala ubicación en el terreno de juego o la falta de neutralidad para impartir justicia, así como los nefastos engaños de los jugadores que fingen o niegan una falta.

Para nuestra suerte, la tecnología también se ha trasladado a la sociedad en general en busca de una mayor justicia. Así vemos cómo, ante robos, fraudes, violaciones, asesinatos etc., donde se juega con las circunstancias para esconder la verdad por medio de la farsa y la mentira, aflora la verdad gracias a estas pruebas técnicas. Esto hace que la justicia que imparten los hombres se acerque a esa imparcialidad divina que algún día enfrentaremos ante nuestro paso a la eternidad.

Óscar Malavassi

La Unión, Cartago

Lote baldío

En Monterrey de Montes de Oca, 200 metros al oeste y 50 metros al norte del Perimercados de Vargas Araya, los vecinos sufrimos con malos olores e insectos que provienen del un lote baldío, cuyos propietarios se hacen de la vista gorda. ¿A quién se puede acudir? Se les ha hablado a los dueños y con malacrianza es su forma de responder.

Diana E. Aguilar Ramirez

Montes de Oca

Etiquetado como: