21 septiembre

Carné sin sentido

Documento para adultos tiene poco uso

Hace unos días, un señor envió a este medio una carta donde decía que le daba lástima ver a una gran cantidad de personas mayores haciendo fila para solicitar el carné de oro en una oficina de la Caja Costarricense de Seguro Social en Heredia. Sobre esto, les aconsejaría a esas personas que no pierdan tiempo, pues ese carné viene a ser como el del Seguro, que tenía el número de cédula, pero no fue muchos años después que a un inteligente funcionario se le ocurrió que para nada servía y que había que quitarlo. Igual va a pasar con el carné de oro, porque los choferes de bus lo que piden es la cédula.

Hace más de diez años que yo lo tengo y nunca me la han solicitado, ya que solo con la apariencia que tenemos las personas mayores la gente sabe que somos ciudadanos de oro. Le sugiero a la Caja que antes de gastar dinero en oficinas, funcionarios y plásticos, mejor dedique esos fondos a comprar más camas.

German Mora Ramírez

Santa Elena de San Isidro de Heredia

Accidente en súper

En marzo me caí en el Palí de Alajuelita porque el piso estaba mojado, pero no había señales que lo indicaran. El personal de servicio al cliente llamó una ambulancia y me atendieron en el lugar. Los paramédicos me dijeron que podían llevarme al hospital, pero que solo me pondrían una inyección y me enviarían a la casa, por lo que preferí ir a un médico privado al día siguiente. El médico me diagnosticó una fisura en la espalda y la pierna estaba muy hinchada, luego de eso he incurrido en muchos gastos en radiografías, ultrasonidos, tratamientos y varias citas con el doctor. Presenté el caso en las oficinas centrales de Walmart, pero alegan que no procede. Yo solo pido que el supermercado me reconozca el monto de las facturas que he pagado.

Eliett Chinchilla Campos

Alajuelita

Gente preparada

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) comete un error con la formación rápida de ultrasonidistas. Es irresponsable. La CCSS debería comprar servicios de gente verdaderamente capacitada. Eso no es caro. Es un error lo que están haciendo.

Miguel Alfaro Dávila

San José

Monto equivocado

Estoy molesta con el Banco de Costa Rica (BCR). He tenido que ir tres trimestres hasta la Municipalidad de San José a pagar los impuestos territoriales. Soy adulta mayor y es muy cansado hacer filas y desplazarme hasta las oficinas municipales porque por Internet no se puede hacer el pago. Además, he ido al Banco y el sistema está desactualizado, cobra sumas que no corresponden, pero en la Municipalidad me dijeron que el BCR tiene que actualizar los datos. ¿Cuánto tiempo tenemos que esperar por algo tan sencillo?

Lucía Chacón Arrieta

San José

Alto a la corrupción

Basta de tanta corrupción en nuestro país. Es increíble cómo está en todos los poderes del Estado. Nos enteramos por los medios de comunicación, aunque existe un peligro de que los callen, ya que han intentado pasar una ley para hacerlo.

Nuestro pueblo vería con beneficio que viniera una comisión contra la impunidad auspiciada por la ONU. Temo que conforme se indague y se profundice en las investigaciones, se encuentren involucrados políticos de alta jerarquía que haga que los casos se archiven. Exigimos a los gobernantes normas honestas y respeto para los ciudadanos.

William Saborío Chacón

Alajuela

Déficit fiscal

Desde hace muchos años todos los días escuchamos hablar del déficit fiscal. Nuestro país está en coma por el déficit fiscal y el congestionamiento vial en la Gran Área Metropolitana. No hay solución posible, la enfermedad es terminal. No obstante, vislumbro un milagro cuando los costarricenses encontremos a los “Ottones Solís” necesarios para enrrumbar al país, pero solo tenemos uno y por eso “estamos listos”, como se dice en nuestro pueblo. No promociono a nadie, los “Ottones” son bienvenidos de donde vengan. El único requisito es servirle a nuestro país, moralmente humillado en estos momentos por el caso del cemento chino.

Elías Alberto Esquivel Salas

Barrio México, San José

Etiquetado como: