25 septiembre, 2015

Consulta vacía

Servicio en hospital con pocos pacientes

El 14 de setiembre, en la consulta de rayos X, en la sala 13 del hospital México, en el turno de las 12 m., no había pacientes; a la 1 p. m. solo esperaban tres personas y una hora más tarde únicamente había un paciente. El técnico a cargo de este servicio pasó 45 minutos de cada hora sin hacer nada porque no tenía a quien atender.

Si la CCSS sufre problemas con las listas de atención, deberían poner cuidado a estos casos para evitar que se den citas a pocas personas mientras muchas otras aguardan una, como el señor del turno de las 2 de la tarde, quien esperó tres meses para ser visto por un médico.

Carlos Chaves Pérez

La Aurora

A favor de la marcha

Todos tenemos la obligación de defender los derechos que la patria nos da. No se trata de si queremos pagar más impuestos o no, sino de que el gasto irresponsable del Gobierno podría desencadenar problemas económicos que finalmente pongan en peligro nuestra democracia.

Tampoco podemos quedarnos con la idea de que hay otros países que están peor. Costa Rica puede ser el Singapur de América. La excelencia no se consigue sin esfuerzo, sacrificio, compromiso y dedicación.

Es importante asistir a la manifestación ciudadana de este 26 de setiembre. Me siento responsable por mi hijo y su descendencia. Voy a marchar por los miles de empleados públicos que sí se presentan a tiempo, trabajan con mística y con vocación.

Voy a marchar por los empresarios que se esfuerzan todos los días por generar empleo y riqueza para el país. Voy a marchar por las jefas de hogar que se levantan con el sueño de un mejor porvenir para sus hijos y que sudan para lograrlo.

Voy a marchar para enviar un mensaje a los gobernantes: deben dar cuentas por su desempeño.

Ana María Gutiérrez Lachner

Escazú

Educación privada

Cada vez son más las personas que entran a las universidades públicas y privadas a estudiar Terapia Física.

En las instituciones privadas, principalmente, los hacen creer que esta carrera es enriquecedora en lo emocional, pues en el futuro ayudarán a las personas con sus lesiones, limitaciones y discapacidades. Lo que no dicen es que cuando se gradúen tendrán que comprar sus propios y caros equipos para tratar a sus pacientes. Tampoco les informan a los estudiantes que la oferta laboral es mucha y la demanda muy poca y que tendrán que hacer servicios a domicilios por ¢10.000. Trabajar para la CCSS o el INS es muy difícil.

Deberían ponerles un alto a las universidades privadas que aceptan a cientos de estudiantes cada cuatro meses.

El Colegio de Terapeutas debería informar qué está haciendo al respecto.

Jorge Quesada Roldán

San José

Costos de la FIV

Los óvulos fecundados que no se utilicen en el tratamiento de una mujer infértil necesitarán ser congelados, para ser donados, en un banco que tendrá que construir la CCSS, bajo la supervisión del Ministerio de Salud.

La norma técnica que elaboraren debe indicar: registro único de parejas y de mujeres solas, no fértiles, que quieran someterse al tratamiento, lista de óvulos fecundados para donación de la misma pareja más adelante o para otras, registro del esperma y de los óvulos donados que todavía no hayan sido fertilizados, lista de donantes para garantizar que un solo donante no haya inseminado a gran cantidad de óvulos –como ha pasado en otros países–.

Además de la creación de este banco, está la inversión inicial, el costo de cada procedimiento –que ronda los ¢20 millones– y el seguimiento de los casos. Todavía no está claro cuál institución dará el financiamiento.

Ante una seguridad social precaria en su estructura, me atrevería a decir que hay prioridades que atender, como las largas filas para consultas y operaciones, falta de quirófanos y equipos médicos.

Disminuir la presa existente desde hace muchos años sí es una gran necesidad. Las autoridades deben rescatar el sistema de seguridad social que ha sido motivo de orgullo.

Louisiana Ortega Gurdián

Montes de Oca

Etiquetado como: