8 abril, 2015

Más que ventas callejeras

Respuesta de Policía Municipal

En relación con el comentario de Jorge Bernal Villalta ( Cartas , 6/4/2015), me permito aclarar que aunque el decomiso de las ventas ambulantes es una tarea importante para la Policía Municipal, la prioridad es y seguirá siendo la seguridad de quienes habitan y transitan por San José. El decomiso de “aguacates, tomates, películas y medias”, como dice el señor, forma parte de mantener los espacios públicos para uso de los ciudadanos, y no tomados por los más de 3.000 vendedores ambulantes que se aglutinan en el centro de San José. La obligación de atacar la venta callejera no es solamente de la Policía Municipal; hay una resolución de la Sala IV que involucra a otras instituciones del Estado. Un alcalde, una sola persona o una sola institución no podría resolver un problema social tan grande y complejo como el que se encuentra detrás de la venta callejera.

Para enterarse de las acciones de Policía Municipal de San José, puede ingresar a www.facebook.com/seguridadciudadanasanjose

Marcelo Solano

Director, Seguridad Ciudadana y Policía Municipal de San José

Cámara extraviada

Muy encarecidamente, me dirijo a la persona que se encontró una cámara fotográfica el pasado Jueves Santo, que dejé olvidada en la soda Los Pilones, cerca del Parque Nacional Volcán Tenorio. Por el valor sentimental que representa dicha cámara, porque es un regalo de mi madre, le solicito a esta persona la fineza y honestidad de devolvérmela. Mi correo es tammy.montero.u@gmail.com

Tammy Montero Umaña

Moravia

Defensa del catolicismo

Quieren quitar el catolicismo como religión oficial, pero esos mismos son los primeros en pedir libre toda la Semana Santa, y no precisamente para ayudar en las parroquias.

Yo propongo que eliminen estos días como feriados obligatorios, pero esas personas serían las primeras en protestar, supuestamente, porque es la única oportunidad para disfrutar sanamente en familia (aunque las estadísticas indican lo contrario). Además, quieren que las homilías demoren cinco minutos, porque se aburren. A misa se va a dar gracias, a pedir perdón y a formarse ¿Quién dice que es para ir a entretenerse o a que les digan que los Evangelios están pasados de moda?

Elías Carabaguíaz Rois

Heredia

La belleza auténtica

Es impresionante que una actividad tan intrascendente como un concurso de belleza cale tan fuerte en ciertos segmentos de nuestra sociedad. Vi el concurso Miss Universo y no encontré los parámetros para medir la belleza. Pude observar a 88 señoritas bellísimas. Creo que la belleza es un asunto subjetivo, y que no hay fórmula matemática para medirla.

Como experiencia de vida, conocí la historia de una pareja con 45 años de matrimonio que se quería y respetaba profundamente. A la señora le creció un tumor canceroso en la mejilla derecha. Ella, muy tiernamente, le indicó a su pareja que quería operarse para lucir más bella para él, a lo que él respondió: “Si sos la mujer mas bella del Universo”.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Mal relanzamiento

Después de anunciar con bombos y platillos el relanzamiento de su página transaccional, el Banco Popular deja mucho que desear. El sitio no se despliega adecuadamente, es ambiguo a la hora de ingresar, pues se requiere la página vieja para lograrlo; no admite el navegador Google Chrome y con Explorer y Mozilla es prácticamente imposible acceder. Esto va a causarles muchos dolores de cabeza a los miles de clientes, tal como me los causó a mí el domingo. Espero que las autoridades del banco tomen cartas en el asunto, o van a experimentar una desbandada de clientes, insatisfechos por este problema.

Mauricio A. Charpentier Chavarría

Cartago

¿Dónde están las lanchas?

Es excelente la campaña iniciada para el rescate y la conservación de la isla del Coco; sin embargo, parece que la suma deseada no alcanzaría para el mantenimiento permanente de la lancha comprada. Valdría la pena saber dónde están tantas lanchas decomisadas al narcotráfico, muchas de ellas con tecnología de punta, y qué harán con ellas, o si, como otras cosas decomisadas, se dejarán en el cementerio del olvido.

¿Por qué no darles un buen uso, como entregarlas a la Cruz Roja o a otras instituciones, que sabrán aprovecharlas y que carecen de recursos para adquirirlas? ¿Sigue siendo la indiferencia la que impera en nuestro sistema ?

Apoyemos la campaña que bien dice: “La isla del Coco es de todos”.

Silvia Mancilla León

San José

Etiquetado como: