14 mayo, 2014

Atención en Ebáis

Consulta a medias

En días pasados, me presenté en el Ebáis de Concepción oeste, del sector San Juan de San Diego de Concepción, para que me atendieran, me realizaran una prueba y, a su vez, consultar sobre otros problemas médicos de que padezco. Pero no imaginé lo que pasaría: al terminar la primera prueba, procedí a realizar la consulta por los otros problemas que tenía; sin embargo, la doctora me indicó que solamente atendería una consulta por cita, y que si tenía más consultas debía sacar otra cita, lo cual me indignó. Igualmente, me indicó que solamente tenía 10 minutos para dedicar a cada paciente y que no se podía pasar más de ese tiempo porque así está establecido en el contrato CCSS con la Unibe.

Me dirigí a la ventanilla a consultar en dónde estaba establecido el proceso de atención y me dijeron que en la Contraloría de Servicios. Intenté comunicarme a los números de la presidenta de la Junta y del contralor, y nunca me contestaron. Nosotros pagamos para que se nos atiendan de la mejor forma y debemos hacer valer nuestros derechos.

Elizabeth Mendieta Sibaja

Cartago

Respuesta de Nova Cinemas

En referencia al comentario del señor Hernán Solera Monge ( Cartas a la columna del 8-05-2014), deseamos agradecer sus buenos conceptos sobre nuestros cines e informarle que estamos atendiendo su atinada observación, sobre la necesidad de instalar algunas sillas de espera para personas con alguna discapacidad o necesidad especial, en el vestíbulo que da acceso a las salas.

Esta solución estará disponible muy pronto para su señora madre y para los clientes que la necesiten.

Ana Coll Esquivel

Mercadeo, Nova Cinemas

Travisa contesta

De acuerdo con la carta firmada por el señor Gerardo Vindas, del pasado 5 de mayo, debemos indicar que nuestra empresa ocasionalmente estaciona algunos vehículos en la zona que el señor Vindas señala. En esa acera no hay línea amarilla, es una carretera de tres carriles, y cuando se parquean las unidades se hace por poco tiempo. Sin embargo, tomaremos en cuenta su comentario y evitaremos estacionarlos ahí.

Henry Villalobos C.

Travisa

Igualdaden la Caja

La sociedad costarricense ha cambiado. Pienso que la CCSS, por su función social al servicio de todos los costarricenses, debe adaptarse a estos cambios. La diversidad real de uniones de parejas debe ser reconocida y respetada. Todas las parejas, sin excepción, tienen el derecho de tener acceso a los seguros médicos y pensiones de la CCSS, sin importar la orientación sexual, ni que esta unión sea libre.

Philippe Bloton Grall

Esparza

Gracias, Blanco Cervantes

En muchas oportunidades y en este mismo espacio hemos leído quejas contra los servicios prestados por la CCSS. Ahora toca hacer público mi reconocimiento a los excelentes servicios que brindan a los adultos mayores en el Hospital Blanco Cervantes. Durante los últimos quince días, me ha tocado visitar a diario a mi padre en dicho centro hospitalario, en su etapa postoperatoria de rehabilitación, y he podido darme cuenta del gran amor y respeto que brindan a todos los pacientes el personal médico, de enfermería, apoyo, damas voluntarias, etc. A todos, muchas gracias por su entrega en pos de la salud de hombres y mujeres que en esta etapa de su vida merecen lo que ustedes les brindan. Que Dios los siga guardando, y que cada acto de amor que ustedes dan a los enfermos se les multiplique en bendiciones.

Ricardo Montero Muñoz

San José

Espera en el Calderón Guardia

Desde hace más de un mes trasladaron el espacio de espera para los pacientes y acompañantes de quimioterapia del Hospital Calderón Guardia. Ciertamente, ahora es un lugar más amplio y no un pasillo, como lo era anteriormente; sin embargo, lastimosamente, el televisor que nos entretenía en esas largas horas de espera quedó en la anterior sala. Si bien el televisor no cura, sí alivia y distrae a los pacientes y sus acompañantes en esas largas horas de tratamiento.

María Teresa Rojas Cubero

Cartago

Olvido en ceremonia

En la ceremonia del traspaso de poderes, celebrada en el Estadio Nacional, hubo dos grandes ausentes, un olvido grave que atenta contra el espíritu del resguardo de nuestras tradiciones: nos pusieron la pieza Soy tico , a un tiempo musical similar al del duelo de la patria, y se olvidaron de la hermosísima Patriótica costarricense considerada nuestro segundo himno nacional. La otra gran ausente, queya casi no se escucha, es la preciosa marcha ¡Oh, Costa Rica! Fue una verdadera pena.

Rodolfo Borbón

Alajuela