28 septiembre, 2015

Puesto migratorio

Recurso de amparo contra segregación

La Nación informó de que el Gobierno invertirá unos ¢6.500 millones para construir un puesto fronterizo en Los Chiles. Sin embargo, los 120.000 m2 de tierra para este puesto fueron tomados del Refugio Nacional de Vida Silvestre Corredor Fronterizo sin los estudios técnicos de ley. Hay una acción de inconstitucionalidad que podría ser resuelta favorablemente por la Sala IV.

Además, puede que el proyecto del canal interoceánico que quiere hacer el Gobierno nicaragüense y una empresa china interrumpa la carretera del lado nica. Se corre el riesgo de una gran inversión que no tendría funciones migratorias y que, eventualmente, no podría construirse.

Freddy Pacheco León

Heredia

Decisiones vitales

Casual o no, en la sección de Opinión del 24/9/15 junto a la habitual columna de Jorge Vargas se publicó un artículo del economista Álvaro Trejos sobre “Los ajustes necesarios al presupuesto nacional”. Leerlos me hizo recordar una intuición que tuve hace ya treinta años al iniciar mi conocimiento –y experiencia directa– de Costa Rica: la insostenibilidad del modelo socialdemocrático costarricense, muy deseable y ejemplar.

Me impresionó su amplia red de instituciones públicas –de muy bien intencionada fundación– y los regímenes de pensiones a la escandinava. Pensaba que no tener ejército ayuda muchísimo, y lo sigo pensando, pero no es una varita mágica.

Hace falta un régimen fiscal apropiado y ser algo más que exportador de postres. Hoy solo hay avances significativos en este último rubro.

Regreso al inicio: Jorge Vargas acaba su escrito y sintetiza lo que se avecina: “En los próximos años necesitaremos un ejercicio de paciencia creativa y pluralista por parte de muchos, para no irnos con nuestros instintos, pues nuestra democracia sufrirá mucho si se imponen respuestas dogmáticas a nuestros problemas”.

Al lado, en la misma página, Álvaro Trejos presenta unas cifras que reflejan la insostenibilidad de las finanzas públicas del Estado costarricense, problema número uno del país, pues sin su resolución los demás solo se agravarán. Harán falta dosis abundantes de la receta de Vargas Cullell.

Decía un pensador socialista ruso que “hay décadas en las que no sucede casi nada y semanas en que las décadas se precipitan”.

Ahí nos dirigimos.

José María Tomás Ucedo

Moravia

Etiquetado como: