16 junio, 2015

Arreglos a medias

Huecos en calles de Goicoechea

Cada vez se hace más terrible conducir por las vías de Calle Blancos, Montelimar, Santa Mónica, los alrededores de los Tribunales de Justicia y otros lugares. Es cierto que bachean algunos huecos, pero dejan otros que han crecido.

Lo triste es el silencio de la alcaldesa. Ella nunca habla sobre estos problemas, quien responde es la encargada de prensa. Lo que requerimos los usuarios es que eliminen los huecos. ¿Qué se hacen nuestros impuestos? El costo de reparar los daños de los vehículos es muy alto por la continua omisión municipal.

Óscar Lobo Oconitrillo

Goicoechea

Humo de buses

Vivo en avenida 12 y calle 16, frente a la terminal de buses de Puntarenas. Quienes residimos en el trayecto que recorren las unidades de Alajuelita y Hatillo debemos soportar el humo que lanzan dichos vehículos. Esta situación nos hace recordar las películas del Viejo Oeste. ¿Existe alguna entidad gubernamental que resuelva el problema?

Más que una respuesta, quiere una solución para tan delicado asunto, sobre todo en momentos en que Costa Rica aspira a liderar la carbono neutralidad. Pues viendo esto, hace falta mucho.

Jorge Ramírez Santolaya

San José

Condominios

La gran mayoría de habitantes de condominios vivimos en ellos por motivos de seguridad y por la imposibilidad de conseguir vigilancia de las casas los fines de semana, feriados y vacaciones. Para eso son las tapias y la entrada única con guardas permanentes. Además, disfrutamos de otras facilidades que existen dentro del condominio, como áreas de recreo, recolección de basura, suministro de agua, etc.

No es intención de los propietarios de fincas filiales discriminar a los vecinos de las cercanías ni impedir el desarrollo de las comunidades. La proliferación de los condominios se dio porque el Estado costarricense ha fracasado en mantener la seguridad ciudadana necesaria para vivir tranquilo en casas unifamiliares.

Si el propietario tuviera esa seguridad mínima, no viviría en condominio donde existen rígidas reglas de conducta para los vecinos y pérdida de privacidad. Considero errado y ofensivo el actuar del INVU.

Álvaro Solera González

San Rafael de Escazú

Las cuarterías

En Costa Rica no hay terroristas que cobren la “vacuna” como en otros países, pero abundan las cuarterías, donde cobran ¢60.000 mensuales por un cuartito de tres metros cuadrados. Yo vivo en uno de ellos.

Iván Flores Villa

San José

Seguro voluntario

En La Nación del domingo la periodista Ángela Ávalos publicó un artículo en el que explica que las trabajadoras del sexo quieren que la CCSS las atienda sin tener seguro. ¿Por qué habrían de tener ese privilegio? ¿Qué hacen para merecerlo? Pienso que con lo que ganan en sus trabajos pueden pagar el seguro, como los demás trabajadores.

Una empleada doméstica gana menos que ellas y, sin embargo, muchas poseen un seguro voluntario. Los hombres que buscan a dichas mujeres deberían llevar protección, asumir ellos el costo. La Caja no es una institución de beneficencia, es de quien paga responsablemente sus cuotas obrero-patronales.

María Esther Ramírez González

Miramar

Retén irregular

El 14 de junio, mi esposa salió de Condovac a hacer compras en playas del Coco. Al regreso, una patrulla con cinco hombres se le atravesó en el camino en una maniobra de película, y la obligaron a detenerse contra el precipicio y en la oscuridad, para luego, y sin justificación legal o jurídica revisarle el vehículo y exigirle los papeles, con la única excusa de que no venía suficientemente rápido.

La delegación policial de playas del Coco dice que no fueron ellos, así que hasta ahí llega la seguridad en esta zona de Guanacaste, en donde sujetos supuestamente no identificados no saben distinguir entre una turista incauta y un narcotraficante.

Gerardo Huertas Arias

San José

Poca cobertura

Cómo han decaído los servicios del ICE. Por años he sido fiel cliente y los he defendido, pero ya no creo tanto que “seamos de los mismos”, como dice su propaganda. El servicio es pésimo en todas partes. Cuando tenía línea pospago venían recibos como si pasara hablando todo el día; ahora uso el servicio prepago, hablo menos y mantengo apagados los datos móviles, pero una recarga no dura nada, con dos llamadas se va. Antes había cobertura en cualquier área, incluso en sitios alejados; ahora, si no hay suficientes usuarios, ya no es rentable dar el servicio. El ICE debe velar por ser competitivo.

María Eugenia Mora Arguedas

San José

Etiquetado como: