2 abril, 2014

Clínica de Tibás

Problema con ‘gavilanes’

En Tibás tenemos la gran ventaja de contar con una clínica maravillosa, en la que personas profesionales y con verdadera mística atienden a los pacientes. Diariamente, vemos en las calles a jóvenes doctores que realizan chequeos en las casas y atienden a adultos mayores, ponen vacunas, y brindan atención a la población. Los adultos mayores piden sus citas por teléfono y son atendidos. Sin embargo, tenemos un gran problema, lo llamados “gavilanes”. Muchos vamos a hacer fila en la madrugada por un espacio y nos encontramos con que no hay citas porque varias personas sacan más de una cita y la venden a personas que no estuvieron ahí. ¿De qué nos sirve la clínica si no podemos acceder a sus servicios? ¿Alguien puede hacer algo?

Gina Montenegro Espinoza

Tibás

Tren ruidoso

Coincido con un señor que hace pocos días escribió sobre el ruido que hace el tren y la irresponsabilidad de conductores y peatones a la hora de cruzar las líneas. Como vecina de la Estación al Atlántico y de las vías que también van a la del Pacífico puedo constatar que el tren, desde antes de las 5 de la mañana, hasta casi las 10 de la noche hace sonar su escandaloso pito. Hay quienes consideran que se deberían poner más señales para advertir el paso del tren. En realidad, bastaría con ser respetuosos y fijarse dos y tres veces antes de pasar por las líneas. De hecho, si esto se cumpliera, no habría necesidad ni de tocar la bocina, aunque eso es pedir demasiado para conductores y peatones a quienes parece no importarles ni sus vidas ni las de los demás. Una vez más, a este país lo que le falta es aprender a respetar.

Eugenia Soto Suárez

San José

Pensiones del Poder Judicial

El editorial del viernes 28 de marzo de La Nación desnuda una realidad sobre las pensiones de lujo del Poder Judicial que produce dolor, desencanto, rabia e impotencia. Que un exclusivo y pequeño grupo goce de pensiones del 100%, pagadas por todo el pueblo y a temprana edad, suena a “asalto en despoblado”. Esto no es otra cosa que un aprovechamiento descarado de los recursos del Estado.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

Pastillas para adelgazar

Es impresionante el bombardeo publicitario de productos (pastillas y otros) para adelgazar. Tengo amigos de ambos sexos que compran estos productos cada vez que los anuncian como si fueran fórmulas mágicas para tal efecto. No tengo la menor duda de que estos cumplen con todos los controles del Ministerio de Salud, ero que los resultados estén garantizados, no lo creo. Hay otras formas tradicionales de bajar de peso como son los ejercicios diarios caminar, trotar, andar en bicicleta. Visitemos al médico y dejemos de automedicarnos, dejémonos de tanta vanidad.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Póliza colectiva

El BCR nos embarcó a miles de adultos mayores a acogernos a una póliza colectiva que, según dice Guillermo Constenla ( La Nación , jueves 27 de marzo del 2014), el BCR pensó que sería rentable por tener 20.000 pensionados a quienes se les deposita la platita en ese banco. El asunto no resultó como se esperaba, y ahora los ilusionados viejitos que creímos llegar a tener un funeral digno, tendremos que renunciar a la póliza porque si pagamos lo que el INS nos cobra, no tenderemos para comer y nos moriremos de hambre. ¿Dónde está la justicia social de Costa Rica?

Mario Solís Cortés

Grecia, Alajuela

Comedores escolares

Excelente el editorial sobre los comedores escolares; sin embargo, omite la presencia de los proveedores que abastecen el programa y que, en su mayoría, son pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Estas, se han especializado en los últimos años alcanzando excelentes estándares de calidad y que operan en zonas contraídas económicamente como Aserrí, Desamparados, Coronado y Hatillo, generando bienestar y empleo en sus áreas de influencia.

Carlos Arturo Retana Sanabria

San José

Escuela líder sin profesor

La escuela República Dominicana en San Francisco de Dos Ríos, catalogada como escuela líder, no cuenta con un profesor de Educación Física, pese a que años atrás sí contaba con una plaza para ese puesto.

Los niños de esta zona sur de San José pasarán seis años sin recibir educación física; luego se darán las estadísticas por problemas de obesida y enfermedades por tanto sedentarismo, por lo qur urge reestablecer esta materia por el bien de los niños y niñas de esa localidad.

Jorge Villalta Mora

San Francisco de Dos Ríos