16 julio, 2014

Sentimientos encontrados

El Mundial y la desidia

Una gran parte de costarricenses se emocionaron hasta las lágrimas con los triunfos logrados por la Selección Nacional de fútbol en el Mundial 2014 y, a su llegada al país, miles se volcaron a las calles eufóricamente para demostrar su agradecimiento y felicitación. Justo y merecido reconocimiento a un grupo de compatriotas que, dejando en las canchas sangre, sudor y lágrimas, demostraron a propios y extraños que cuando se quiere se pueden hacer bien las cosas para poner en alto el nombre de Costa Rica.

Pero, en desastroso contraste, nos causa desazón, tristeza, preocupación y hasta vergüenza ajena la otra cara de la moneda, otro grupo de ¿ciudadanos? que hacen completamente lo contrario: algunos “jerarcas políticos” de este y de pasados gobiernos. En estos días hemos visto aflorar casos de malos manejos, malas actuaciones, en algunos ministerios e instituciones públicas que a veces rayan en lo corrupto, pero que los responsables, por lo menos de supervisar, dirigir y controlar, dicen no haberse enterado de lo que estaba sucediendo a sus espaldas.

¿Justificación o desidia de su parte?

Orlando Jiménez Chaves

San José

Queja a Avianca

Ilusionados por la celebración de los 15 años de nuestra hija, decidimos hacerle un regalo sorpresa para viajar a Perú y adquirimos seis boletos con Avianca.

El vuelo 625, que debía salir el 27 de junio a las 3:45 p. m., nunca lo hizo, y tampoco se dieron razones. Tras horas de espera, solo se indicó pasar a Atención al Cliente. Ahí el caos fue general; el funcionario designado no tenía la posibilidad de tomar decisiones. Tras siete horas de espera, negociaciones, enojos y discusiones, lo único que ofrecieron fue viajar al día siguiente y pagarnos un hotel en Lima para regresar un día después. Perdimos todos los gastos del día 27, incluyendo hoteles y giras.

Pero lo que nos es más difícil de entender es que padezco distrofia simpático refleja, y uso morfina, la que no me fue permitida llevar conmigo. Tuve que exigir durante más de una hora que me la trajeran. Dado que además soy celíaca, les indiqué que por favor me proporcionaran la alimentación que habíamos solicitado con anticipación porque la morfina no puede ingerirse con el estómago vacío, pero me fue negada también.

Obviamente, el medicamento generó que me durmiera en el piso, sin que me ofrecieran una silla de ruedas siquiera y se me dañó tanto el estómago que al llegar a Perú me enfermé y a los tres días debí ser hospitalizada.

Ninguna empresa puede construirse atentando con la salud y con los esfuerzos económicos de familias completas. La ley es clara y la haremos valer.

Reina González Delgado

San José

Queremos más Pinto

Los directivos de la Fedefutbol deben hacer todo lo posible para que Jorge Luis Pinto continúe en Costa Rica. Deben acudir a patrocinadores de la empresa privada para cumplir la condición económica y otras condiciones que él proponga. Sabemos que el señor Pinto quiere a Costa Rica y por esto nos tratará muy bien en sus pretensiones económicas.

De no darse su permanencia, habrá que esperar otros 24 años para que aparezca otro “Pinto” que nos lleve a lo alto, como nos tiene disfrutando ahora don Jorge Luis.

Daniel González González

Goicoechea

Agradecimiento

Deseo expresar un profundo agradecimiento a Medicina 2 del hospital William Allen de Turrialba por las atenciones brindadas a mi hermano Roberto Gutiérrez Ventura durante su internamiento.

El agradecimiento lo hago extensivo a guardas, enfermeras, médicos y todo el personal que con gran esmero y profesionalismo hacen más llevadero nuestro dolor como familiares.

Ofelia Gutiérrez Ventura

Tibás

¿Pasar a la historia?

Señor Presidente:

Nos dice que no se puede bajar el precio de los combustibles y la electricidad; las solicitudes de aumentos en tarifas de agua y otros servicios hacen fila.

Si la refinería tiene años de no operar, ¿por qué no han despedido a todos esos empleados que reciben un sueldo sin ganárselo? ¿Por qué el ICE no liquida todos los empleados que tienen múltiples beneficios gracias a las convenciones colectivas, con lo que encarecen los costos? ¿Por qué no permitir la generación privada para uso propio?

Todos los días vemos las cuadrillas del AyA, en las cuales dos personas trabajan y cuatro los observan; eso indica que no se necesitan tantos empleados. Despidan a los empleados de Japdeva, pues es sabido que los fondos para pagarles las prestaciones están en un banco ganando intereses. Total, Japdeva no hace nada por el desarrollo de la vertiente atlántica (para lo que fue creada), solamente encarece los costos de importación. ¿Cuándo se le pondrá límite a las pensiones de lujo con carga al erario?

Hay muchas formas de bajar los gastos del Estado, solamente se necesita la visión y las ganas de hacer algo por Costa Rica y sus ciudadanos.

Hubo un presidente que tuvo el coraje de cerrar Codesa pues solamente gastos producía. Otro cerró el Banco Anglo por las pérdidas acumuladas. ¿Pasará usted a la historia como el presidente que tuvo el valor de acabar con las instituciones creadas por gobiernos paternalistas para asegurarse votos, o no?

Carmen Quesada Ruphuy

Santa Ana

Etiquetado como: