1 agosto, 2016

Reintegro de Cabletica

Empresa cobró sin saber si podía dar servicio

A principios de julio, solicité a Cabletica la instalación de los servicios de Internet y televisión digital en mi casa en Santa Ana. Firmamos el contrato en mi hogar el 5 de julio y pagué por anticipado el primer mes. La instalación se coordinó para el 11 de julio, porque yo llamé para insistir. El día pactado no llegó ni llamó nadie; nuevamente, yo llamé para averiguar y me dijeron que el servicio no iban a instalarlo por falta de infraestructura.

Solicité el reembolso de mi dinero y me informaron que tardarían entre 8 y 15 días para hacerlo, es decir, para el 25 de julio. Ese día, como no estaba acreditado, volví a llamar. En Cabletica me dijeron que no había ningún tramite de reembolso. Por mi insistencia procedieron a hacer de nuevo el trámite. El viernes pasado volví a llamar y me indicaron que el reembolso lo realizarían entre el 1.° y el 16 de agosto. ¿Cómo es posible que cobren por un servicio que ni siquiera saben si lo pueden proveer? Deberían mandar primero a un técnico y, una vez que sepa que sí se puede, cobrar. Solicito a Cabletica una respuesta.

Dafna Grynspan Hanalewitz

Santa Ana

Blusa desteñida

En la tienda Chandra, por el Mercado Central de San José, compré varias piezas de vestir por un monto de ¢27.000. Una blusa en la primera lavada se destiño y se manchó totalmente. Hice el reclamo en la tienda y después de dos meses la dependienta me informó que los artículos en oferta no se cambian, pese a que la ley de defensa del consumidor hace énfasis en que un artículo en oferta tiene garantía y, si se daña, deben cambiarlo.

Giovanna Soto Rodríguez

Tibás

Tráfico de drogas

El tráfico de drogas invade el territorio nacional. Los canales de televisión se ocupan frecuentemente de sacar a la luz pública el daño que causa a la sociedad. Los diputados tendría que poner en su agenda de trabajo este tema y proporcionar, con urgencia, fondos al Ministerio de Seguridad.

Manuel Campos Guevara

Cartago

¿Qué nos pasa?

Los ciudadanos debemos reflexionar sobre lo que está ocurriendo desde hace varios años con el aumento de la violencia, que ha llegado a las aulas; así como sobre el crecimiento del sicariato y el tráfico de drogas por doquier.

Además, tenemos que pensar en la ineficiencia en la función pública. Ejemplos son Recope, que no refina y engulle millones del PIB, el puente de “la platina”, un tramo de Circunvalación que ha tardado años, la carretera a San Carlos que no tiene fondos para terminarse, el préstamo chino para la ruta 32, la construcción de la carreta a San Ramón que no se inicia, la Aresep que cada vez que da un anuncio nos llena de tristeza pues es para avisar que habrá un aumento en los combustibles, lanchas capturadas con cocaína que funcionan con el combustible subsidiado del Instituto Costarricense de Pesca (Incopesca)... la lista es interminable.

Es hora de que el pueblo, pacíficamente, nos hagamos sentir, no como sindicalistas, sino como padres y madres de familia, como ciudadanos honestos.

Fernando Villalobos Sole

Bijagual de Turrubares

Etiquetado como: