18 mayo, 2014

Niños y mascotas

Caso de asmáticos

Los niños con los animales son felices, les encanta ser dueños de las mascotas, y si en la familia hay posibilidades de tenerlas, no debemos privarlos de esa experiencia. Pero, algunas veces, la limitación es una enfermedad como el asma, que tiene varios factores desencadenantes, entre ellos, las alergias. Cuando hay niños asmáticos en la familia, se habla de que ciertas actividades como correr, jugar con muñecos de peluche, practicar algún deporte y tener una mascota (un perrito), los perjudica; pero en realidad eso es un mito ya que todos los niños pueden hacer su vida normal, salvo algunos casosmuy delicados.

Por lo general, cuando en un hogar hay un niño con asma, no deben alarmarse si se tiene o desea tener un perro o un gato, porque hay antígenos que pueden considerarse dentro del plan de tratamiento del pequeño para que pueda vivir sin problemas con su mascota.

Si en casa se tiene un perro de pelo largo, se deben tomar las medidas de higiene adecuadas pues se cree que es el principal problema de alergia; sin embargo, no es propiamente el pelo sino el polvo o la caspa. Yo fui un niño feliz con mis mascotas y quiero que todos los niños lo sean, también.

José Eliseo Valverde Monge

Médico

Educación gratuita y obligatoria

Nuestra Constitución garantiza que la educación debe ser gratuita y obligatoria. Si prestamos atención, vemos que esta declaratoria no es funcional hoy en día. Un gran número de centros educativos se encuentran en pésimas condiciones, casi destruidos, no hay pupitres y, en algunos lugares, se imparten lecciones bajo los árboles. Los educadores están en huelga porque no reciben su salario a tiempo, y esto no es de ahora, viene desde muchos años atrás.

Es evidente que no hay dinero, y que hay que tomar decisiones. Llegó la hora de que los costarricenses entendamos que la formación de nuestros hijos ya no puede ser del todo gratuita. De manera proporcional, y en la medida de lo posible, cada hogar debería aportar mensualmente para la educación de cada uno de los suyos.

Cualquier contribución que se establezca, por pequeña que sea, vendría a evitar el colapso del sistema y permitiría que los alumnos se capaciten en lugares dignos y adecuados.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

Socio reclama

Soy residente pensionado, tengo 79 años, y soy socio del Club Cariari hace casi 24 años. Mi esposa y yo nos acostumbramos a jugar golf todos los martes y siempre pagué la salida “green fee”, (últimamente ?8 mil por persona a la vez). Hace poco supe que los socios con más de 10 años de serlo, al cumplir 65 años están en una lista que los exonera del pago de dicha salida. Como nadie me informó (ni la Administración, cajero, servicio al socio o cobranzas) durante 14 años que debí haber sido clasificado como socio con derecho a este beneficio, he pagado un monto muy considerable e injustificado por negligencia por parte del club.

En un intercambio de e-mails, desde el 24 de marzo, expuse mi caso al gerente del Club, quien me informó que, por ser un problema preexistente, sería prudente verlo a nivel de directores en su próxima junta, que sería del 23 de abril.

Hasta la fecha, no tengo respuesta alguna. Después de haber sido durante tantos años un socio cumplido con mis obligaciones, me siento discriminado y creo que merezco, como mínimo, la cortesía de una respuesta digna por parte del club.

Johann Hans Buehler

Piedades de Santa Ana

Promesas incumplidas

El residencial Villa Karen II se organizó para mantener un área verde de juegos. Pusimos una malla y la Municipalidad colabora cortando el césped. El año pasado, la Municipalidad cortó una parte de la malla para meter un tractor draga. Este año, volvió a meter la draga que se quedó cerca de tres meses sin operar. Luego, se fueron y dejaron la malla sujeta con palos y ramas. Los vecinos recogimos firmas y la enviamos al Concejo Municipal. En la oficina de la alcaldesa se nos dijo que en 15 días nos darían una solución. Ya pasó cerca de un mes y el daño está ahí. Solo es cuestión de poner un portón con candado para futuros dragados. Pareciera que cuando pasa la campaña política, pasan los compromisos.

Mario Valverde Montoya

San Antonio de Desamparados

Lotería fiscal

Para que la cosa camine, todos debemos poner nuestro granito de arena. Y eso incluye pagar impuestos. También vale para los profesionales, muchos de los cuales procuran no dar factura. Es frecuente que los médicos no den factura, a menos que uno se las pida.

A veces, dicen que pasemos después a recogerla porque la secretaria no está en ese momento. Si hubiera una lotería fiscal, como antes, con programas, concursos y premios, mucha más gente exigiría su factura y, de seguro, se recaudaría mucho más.

Eugenia Gutiérrez Castro

San José

Etiquetado como: