19 mayo, 2015

Tiempo perdido

Espera atrasó cita para renovar pasaporte

El 13 de mayo me presenté junto con mi esposo a la sucursal del Banco de Costa Rica, ubicada diagonal al edificio municipal de Desamparados, para renovar el pasaporte. La cita estaba programada para las 2:45 p. m. y llegamos justo a tiempo.

Cuando entramos, le pregunté al guarda que dónde se tomaba la ficha, y este me indicó que solo debía hacer fila en la ventanilla número cuatro (la única habilitada para ese fin).

Esperé más de 45 minutos mientras el cajero atendía a tres personas que hacían fila antes de mí. Finalmente, cuando me llegó el turno, me indicó que no me atendería porque, según él, llegué tarde.

Le pedimos que llamara al gerente, quien le ordenó atenderme, pero fue en vano porque, según alegó el funcionario, no tenía acceso al sistema. Habría sido mejor ir directamente a Migración y Extranjería.

Katherine Salazar Ochoa

Desamparados

Prevenir presas

En diciembre del 2014, hubo un caos vial por los cientos de personas que realizaban sus compras navideñas en el centro comercial Multiplaza Escazú. La ruta 27 colapsó a veces casi desde La Sabana. Se tardaba hasta dos horas para ir al Hospital Cima por la paralela que pasa por Plaza Itskatzú, por los cuellos de botella del mall a la altura de Office Depot y PriceSmart. La congestión alcanzaba los alrededores del Multiplaza y afectó la circulación de vecinos y trabajadores de la zona.

La Municipalidad de Escazú y la Dirección General de Tránsito deberían estudiar esta situación desde ahora para que no se repita en el próximo mes de diciembre.

Deberían poner en marcha un plan de traslado para compradores desde La Sabana o restringir el acceso por placa en ese sector.

Cecilia Cortés Quirós

Escazú

Control de efectivo

Hace poco leí que un funcionario del Banco Nacional afirmaba que es imposible, por los controles con que cuentan, que un cajero humano o electrónico emita dinero falso a un cliente. Sin embargo, a mí me dieron en la sucursal de la Plaza Cristal dos billetes falsos de ¢20.000.

Martín Guillén Platero

San José

Rescate turístico

¿Cuántos costarricenses hemos sido discriminados por el sector turismo al visitar playas o montañas en temporada alta, porque le dan preferencia a los extranjeros?

Ahora resulta que el mismo sector busca que el Gobierno le ayude con el dinero de los costarricenses, que se quedaron sin habitación en los hoteles y sin mesas en los restaurantes, a favor de los extranjeros que pagaban en dólares, ahora que estos dejaron de llegar.

Ojalá esto sirva de lección para que en el futuro se le dé importancia al turismo nacional, se le cobre lo justo y no se le menosprecie en épocas de bonanza.

Olman Paut Mora

Alajuela

Etiquetado como: