27 abril, 2014

Adiós, Pilo

Fallecimiento del locutor

Con profundo pesar recibí la noticia que difundían los medios de comunicación el 23 de abril del 2014, sobre el deceso del señor Manuel Antonio Pilo Obando. Yo formo parte de la gran cantidad de espectadores que disfrutaban con su forma tan particular de narrar y comentar, su carisma, talento, y humildad. Importante sería que las nuevas generaciones de comunicadores valoren e imiten el gran legado que hoy les hereda.

Sin darse cuenta, Pilo nos demostró con su testimonio de vida que no hay que rendirse, por difícil que fuese el momento, que siempre debemos soñar y perseverar en alcanzar nuestras metas. Que, a pesar de nuestras equivocaciones e imperfecciones, Dios siempre estará dispuesto a levantarnos y darnos la fuerza y sabiduría para continuar. Ahora no hay sufrimiento, atrás quedara el dolor, la espera y la incertidumbre, hoy anda libre como el viento, feliz, lleno de paz, de cariño y sentimiento en la casa de nuestro Señor.

Bernald Herrera Chacon

Tibás

Falla de oficiales de Tránsito

Durante la Semana Santa, el Cosevi se dio a la labor de desplegar muchos de los oficiales en las vías principales para multar a los conductores que no cumplieran con la ley; sin embargo, me deja un malestar una situación que nos pasó el Viernes Santo, cuando nos disponíamos a cruzar la vía principal de la carretera de San Joaquín de Flores. En el cruce peatonal de esa zona, mi esposo, mi bebé en su coche y yo, frente a los oficiales de tránsito que tenían vigilada la carretera, fuimos testigos de la maniobra de un automóvil que se brincó la señal de alto y el semáforo que estaba en rojo. Luego, nos pasó rosando peligrosamente, y lo único que los oficiales le dijeron fue que tuviera más cuidado. O sea, para que este chofer cumpliera la ley, ¿debió atropellarnos? Lamentablemente, a los oficiales no les interesó el bienestar de nuestra familia y ayudaron al chofer antes de amonestar su falta.

Evelyn Arce

San José

Mal servicio en

Cosevi

El lunes 21 de abril, a las 10:30 a. m. fui a renovar mi licencia al Cosevi, en la Uruca. Tuve que soportar más de dos horas de fila en la acera. Tienen espacio de sobra para no exponer a los usuarios al sol y a la lluvia, pero prefieren dejar a la gente afuera. A cierta hora, con la mayor desconsideración, solo dejaron pasar a los primeros 30, para hacer fila, 2 horas más, dentro del edificio.

Para colmo de males, al ingresar, un empleado entregaba fichas de atención con un regaño a los usuarios por “dejar todo para última hora” y los empleados que confeccionaban las licencias estaban de mal humor porque ya se había pasado su hora de salida y aún había gente en espera. Un servicio público no debería nunca ser motivo de queja para los empleados: gracias a este servicio es que tienen empleo.

Lourdes Mora Vega

San José

Giros ilegales

Tanto para ingresar como para salir de la ferretería EPA en Curridabat hay rampas que deberían obligar a girar en forma correcta, ingresando únicamente cuando se viene del este, y saliendo solo hacia el oeste. Sin embargo, continuamente, gran cantidad de conductores provocan terribles presas y hacen peligrosas maniobras en esta saturada vía, sin consideración para los demás y los posibles accidentes que pueden provocar. ¿Los inspectores de tránsito? No sé, nunca los he visto poniendo orden en esa zona.

Leonardo Solórzano Fonseca

San Pedro de Montes de Oca

Desastre ecológico

Informe 11 , pasó el martes 22 en el noticiero de la tarde, un angustiante reportaje del alarmante nivel de contaminación de los ríos: María Aguilar, Ocloro y Torres. Basura y desechos de todo tipo en los que predominan los envases plásticos, llenan los cauces de estos ríos. Día a día la contaminación aumenta porque empresas irresponsables vierten en ellos, sustancias tóxicas, de tal manera que las aguas por momentos son azules, rojas o amarillas. Si a esto le sumamos que esos ríos reciben todas las aguas negras de la Gran Área Metropolitana, tenemos una bomba de tiempo a punto de explotar. Decimos con orgullo que somos un país verde, pero con esto creo que nos ganamos una gran medalla de oro a la contaminación.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

Súplica por paso peatonal

En el residencial La Colina de Curridabat estamos necesitados de un paso peatonal al costado norte de la Musmani. He enviado cartas e hice llamadas telefónicas a Cosevi y no responden. Cada día es más peligroso cruzar la calle, para niños y adultos mayores, especialmente.

Carlos Echandi Echeverría

Curridabat