20 septiembre, 2014

Acuerdo nacional

Olvidar colores políticos

Cada día se están fugando más empresas establecidas en Costa Rica y pareciera que no hay mucha preocupación ni en el sector oficial ni en el político, mientras la situación laboral y la economía en general sufren un grave deterioro.

Se señalan altos costos eléctricos y energéticos, además de la carga social, factores que no ayudan para competir eficientemente en los mercados, tanto nacional como en los internacionales. ¿Qué es lo que tiene secuestrados al ICE y a Recope, que no pueden tener precios más accesibles y convenientes para el desarrollo nacional? ¿Salarios abusivos, gollerías y temor sindical?

Con respecto a la carga social, pienso que no se debe lastimar en lo más mínimo, y entre más mejoras a los trabajadores, pues mucho mejor. Sin embargo, es un lastre muy pesado para la estabilidad de las empresas y la atracción de nuevas inversiones. Repito, la carga social no se puede lastimar, pero habrá que estructurarla de otra manera y eso no es fácil, pero alguien tendrá que hacerlo y echarse la bronca encima. Creo que los partidos políticos y todos los sectores públicos y privados deben olvidarse de sus colores y rencillas, aportar su mejor gente y buscar un acuerdo nacional. Esto nos es cuestión de gobierno; es de todos.

Vicente Saborío Carballo

Alajuela

Respuesta de Banco Nacional

En relación al comentario de la señora Flor Ivette Vargas Castillo (Cartas, 14/09/2014), informamos que el Banco Nacional entrega billetes legítimos y tiene controles para revisar las características de seguridad de estos. Una vez que el cliente recibe conforme la transacción y sale de las oficinas bancarias, la institución no puede asumir responsabilidad ni garantizar la manipulación que se haga del dinero ante terceras personas. Lamentamos lo ocurrido.

Mishelle Mitchell Bernard.

Directora Corporativa de Relaciones Institucionales, Banco Nacional.

Queja a municipio

Vivo en urbanización El Rey, Alajuela. En 10 años la Municipalidad nunca ha podado ni recogido el zacate de una zona pública frente a mi casa, a pesar de pagar los impuestos que cobran por hacerlo. Para no tener un montazal, he pagado por aparte para que alguien lo haga. Ahora resulta que emitieron la orden de que el camión recolector no recoja las bolsas con zacate. Es decir, tras de que estoy haciendo el trabajo que a ellos les corresponde, ahora resulta que tampoco van a recoger los desechos resultantes. ¡El colmo!

Miriam Barrantes Camacho

Alajuela

Baile versus adulto mayor

Soy un ciudadano más de la famosa tercera edad, nombre con que nos distinguen a hombres y mujeres que en teoría ya no cumplimos ninguna tarea en este mundo. No podemos enseñar, porque con la Internet podemos realizar hasta operaciones a corazón abierto, entonces qué nos queda. Algunos se decidieron por el baile, y eso es lo impresionante. En mi caso, desde muy joven me dediqué a visitar salones de la época, hace más de 50 años. Con el tiempo me retiré de la saludable actividad de los ritmos y me dediqué al trote suave o a las caminatas moderadas, a la fecha medicina infalible para vivir con calidad de vida.

Pero lo más asombroso es que hay un grupo de viejos jóvenes, que cruzan las siete decenas de años, quienes se reúnen en un salón muy conocido del cantón de Desamparados a practicar su deporte favorito: el baile. El salón abre desde la 1 p. m. hasta las 12 medianoche. Son 12 horas de música bailable y nadie se va hasta que cierren el establecimiento. La cortesía priva en el negocio de parte de los dueños, quienes ofrecen cafecito caliente con pan casero gratis a los atletas, entiéndase bailadores, para energizarlos durante la maratón musical. Esto ocurre todos los fines de semana.

Si somos respetuosos de nuestro cuerpo y no abusamos de bebidas espirituosas, póngale la firma a que tendremos una medicina natural contra el estrés y demás enfermedades del alma que cada día afectan más a todos.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Mal servicio bancario

Desde el 21 de julio (casi dos meses) por error de Citi reversaron un pago mensual de la tarjeta que realicé y luego de unas 10 llamadas, demasiadas excusas y desinterés por su cliente, me siento realmente frustrado ¿Dónde está el servicio al ciente de Citi? ¿Será que ahora es más barato conseguir clientes nuevos que retenerlos? ¿Cuál es el siguiente paso, Defensa del Consumidor?

Por otro lado, durante nueve años he sido cliente de Credomatic y poco a poco me estaba moviendo a Citi, pero ante este desinterés y pésimo servicio al cliente, hacen que vuelva a Credomatic, donde un día de estos me dieron un ejemplo de buen servicio al cliente. En tres días hábiles, tal como lo prometieron, me devolvieron el dinero por un error que hubo. En este caso, pasarme a Citi ha sido de las peores decisiones ya que este ejemplo demuestra que no están listos para competir.

David José Arce Ureña

San José

Etiquetado como: