29 mayo, 2016

Médica ausente

Problema en pediatría de la Marcial Rodríguez

En la clínica Marcial Rodríguez de Alajuela, en la consulta de Pediatría, a mi nieta de ocho meses la ha atendido la pediatra solo en dos ocasiones porque la doctora que debe dar la consulta nunca está. Por este motivo, a pesar de que el papá de la pequeña está asegurado, han debido acudir a un médico privado. ¿Cómo hacen los padres que no tienen los medios económicos suficientes para pagar una consulta privada?

Las autoridades administrativas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no deberían permitir este tipo de situaciones con los pacientes más desprotegidos, como lo son los bebés. Solicito a la Caja investigar esta situación.

Luis Lara Rojas

El Poró, Grecia

De Bolívar a Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, clausura medios y restringe la libertad de prensa, pero Simón Bolívar en 1817 sentenció que “la primera de todas las fuerzas es la opinión pública”. Maduro dice que el chavismo y el socialismo del siglo XXI es la mayoría política, pero Bolívar agregaba en 1815 que “cuando los partidos carecen de autoridad, ora por falta de poder, ya por el triunfo de sus contrarios, nace el descontento y los debilita”.

Así, mientras Maduro reprime y persigue las manifestaciones de los estudiantes y maestros, Bolívar expresaba en 1819 que “la educación e instrucción pública son el principio más seguro de la felicidad general y la más sólida base de la libertad de los pueblos”. Maduro lanzaría el ejército contra el pueblo, carente de alimentos y justicia, mientras que Bolívar creía, en 1824, que “un soldado de la justicia y de la ley es más grande que el conquistador del universo”. No se puede comparar la hiel con la miel.

Álvaro Chaves Sánchez

Heredia

Acuerdo nacional

El momento político, económico y social que vivimos no nos da ninguna buena señal. O se sientan todos los sectores –Solís y Alfaro por el gobierno, la Asamblea Legislativa en pleno, el sector informal con sus mejores notables y los sindicatos– o nos vamos a hundir para mal de todos. Cada sector debe ceder significativamente en sus pretensiones para llegar a un gran acuerdo nacional.

En el caso de los diputados, les corresponde aunar criterios por encima de los colores políticos y buscar el equilibrio sin egoísmos, mientras se paran firmes contra los abusos. Los sindicatos deben entender que tienen privilegios muy abultados que no ayudan en la búsqueda de soluciones.

Por su parte, el presidente debe aceptar que una razonable y muy significativa pausa en los gastos mucho ayudará en lo que se pretende. Es hora de recapacitar y meditar para que Costa Rica pueda retomar el rumbo perdido desde hace ya varios años.

Vicente Saborío Carballo

Alajuela

Colegios profesionales

Los colegios profesionales son personas jurídicas de derecho privado, instituciones gremiales que han tenido la audacia de blindarse con normas que, en vez de reglamentar y vigilar el ejercicio de las profesiones, los han convertido en clubes de privilegiados que, escudados en tal legislación, abusan del derecho en detrimento de los más desposeídos.

El artículo 9 de la Constitución prohibe a los poderes del Estado delegar sus funciones, pero los colegios lo hacen sin rubor. El artículo 25 consagra la libertad de asociación para fines lícitos: “Nadie podrá ser obligado a formar parte de asociación alguna”. Ese mandato superior es ignorado por los colegios profesionales.

En nuestro país casi ninguna persona puede ejercer su profesión, acreditada y expedida por la universidad donde se graduó, si no está obligatoriamente asociada al colegio respectivo. Esto también va contra el artículo 56 constitucional que garantiza el derecho al trabajo y a la libre elección de ocupación.

El Colegio de Médicos se justifica en la “competencia desleal” para tratar de fijar tarifas mínimas, pero el ejercicio de la medicina es una actividad comercial en una economía de mercado de oferta y demanda.

Camilo Cifuentes Correa

San José

Etiquetado como: