13 junio

Patos hambrientos

Icoder no alimenta aves en sus parques

En el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) no saben que el presidente Luis Guillermo Solís firmó la ley de bienestar animal. Desde hace cuatro meses no le dan alimento a la bandada de más de 50 patos que viven en el parque Laguna de Doña Ana, en Paraíso de Cartago. Algunos vecinos les llevamos algo de comida porque da lástima cómo salen a topar a los visitantes para que les den alimento.

Preguntamos a la Contraloría de Servicios del Icoder, que remitió la nota a la jefatura de parques, y solo respondieron que no hay presupuesto. Al parecer, igual sucede en el resto de los parques a cargo de esta institución.

Fernando Gutiérrez Coto

Fiscal Asociación Protectora de Animales en Paraíso

Cobro municipal

Como vecino contribuyente de la Municipalidad de Belén me preocupa la ineficiencia en el cobro de los recibos por servicios. Son constantes las quejas de los vecinos que van a pagar y encuentran problemas para hacerlo. Lo más preocupante es que no se vislumbra una solución a corto plazo.

Hago un llamado a los regidores para que aborden el asunto e instruyan a la Alcaldía a tomar las medidas necesarias para dar una solución definitiva al problema en el sistema de cobros de la Municipalidad de Belén.

Desiderio Solano Moya

San Antonio de Belén

Pensiones de la CCSS

Las pensiones del Magisterio no deben salir de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). La Constitución Política dispone que los seguros sociales serán administrados por la CCSS. Es incorrecto que por cálculos monetarios o políticos se viole la Constitución. Si no se detiene el proyecto en la Asamblea Legislativa, el presidente de la República puede vetar la ley.

Galo Vicente Guerra Cobo

San José

Pecados políticos

La doctora María del Rocío Sáenz, expresidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), dijo que ser responsable fue su pecado, pero no es así, su pecado fue no ser una política. La expresidenta de la Caja debe tener su conciencia tranquila y estar orgullosa por su honestidad, rectitud e integridad. Si todos los servidores públicos siguieran su ejemplo, los costarricenses sí podríamos sentir que elegimos buenos administradores del país.

Orlando Jiménez Chaves

San José

Problema con basura

Cuando se habla de basura en las comunidades inmediatamente pensamos que son los pobladores los que ensucian, pero nunca consideramos que la responsabilidad más grande la tienen las municipalidades. Las personas responsables colocan la basura en bolsas y las dejan en la acera los días estipulados por el ayuntamiento. ¿Cuántos municipios recolectan basura no tradicional a la semana? Si el ayuntamiento no lo hace, ¿habrá lugares asignados para dejar ese material? ¿Se le informa a la gente? Si las municipalidades no la recogen, y no existen lugares adónde llevarla, el ciudadano la tirará en cualquier parte. Lo lógico es que quieran sacar la basura de sus domicilios, pues deben retirarlos de sus hogares por los zancudos. Llegamos a la conclusión de que los responsables de todo esto son los municipios.

Vilma Masís Acosta

Heredia

Traslado justo

Soy parte de los educadores que nos cambiamos al régimen de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Lo hicimos confiando en promesas que resultaron falsas. Es injusto que ahora se nos señale como corresponsables del descalabro de las pensiones de la CCSS por exigir nuestro derecho a cambiarnos. Es cierto que se necesitan varios miles de millones de colones (aunque no demasiados). ¿Qué es eso comparado con los ¢40.000 millones “perdidos” en el Infocoop, los despilfarros que casi desaparecen Bancrédito, los abusos y sobresueldos multimillonarios en instituciones autónomas y el hueco de cinco billones en las pensiones de lujo en el Poder Judicial? Mientras, los educadores, que verdaderamente ofrendaron toda una vida de auténtica vocación, entrega y servicio ahora pagan los platos rotos.

Julio Vindas Rodríguez

San Pablo de Heredia

Etiquetado como: