6 abril

Trenes saturados

Pasajeros corren peligro por viajar en gradas

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) llevó el tren a Cartago a finales del 2012, con promesas de un servicio digno y puntual. En cambio, la realidad es muy diferente. El tren de 5:10 p. m. hacia Cartago es una expresión perfecta de un país tercermundista. A esa hora, los vagones están tan llenos que hay personas que viajan en el balcón. Incluso hay personas que van en la conexión entre vagones, algunos más fuera que dentro del vagón.

Esto no solo es indignante, incómodo y vergonzoso, sino que es inseguro. En un choque severo o en un descarrilamiento (lo que es usual) estas personas que viajan en los balcones saldrían gravemente heridas. ¿Por qué el Incofer no agranda su flota? ¿Por qué no le añaden más vagones a los trenes en las hora pico? Dependemos del tren para movilizarnos y necesitamos un mejor servicio.

Eugenio Calvo Monge

Cartago

Cruce sin pintar

En el cruce hacia el golfo de Papagayo, donde está el Doit Center, hicieron trabajos en la calle y ahora no hay demarcación. Actualmente, nadie sabe quién tiene el ceda o el derecho de paso, lo que convierte ese cruce en un “punto caliente” para accidentes.

Henry Martínez Gallo

San José

Visita pendiente

Es increíble que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) prefiera perder clientes que solucionar los problemas con sus servicios. El domingo 2 de abril reporté una avería telefónica, pero el técnico no ha ido, a pesar de que nos llamó el lunes para decirnos que ya casi llegaba, cosa que no sucedió. Se supone que el plazo de reparación es de 24 horas. Espero una respuesta del ICE.

Alberto Segura Sequeira

San Pedro de Montes de Oca

Piñas caras

Es normal que en los supermercados en Europa se coloque a la par de las frutas su país de origen. En Italia, una piña de Costa Rica cuesta 1,10 euros, lo que equivale a ¢624, o sea, la mitad de lo que costaría en nuestro país. En ningún supermercado ni en las ferias del agricultor se consiguen a ese precio.

El ciudadano merece una explicación de las razones que encarecen las frutas, aunque se producen a pocos kilómetros de los centros de venta.

Fernando Villalobos Sole

Turrubares

Proceso lento

El 17 de agosto del 2015 inicié un proceso de denuncia por una posible falta a la ética de uno de los agremiados del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA). Todo este tiempo he experimentado trabas para obtener información básica del proceso y en algunos casos me han dado datos incorrectos. Me prometieron que instaurarían el Tribunal de Honor para terminar el proceso, pero después de que establecieron una fecha ahora la cancelaron y me indicaron que debo esperar por una nueva fecha.

Esta es mi segunda carta en relación con el servicio brindado por el CFIA, la primera fue el 6 de marzo del 2016.

Álvaro Barrantes Anchía

Belén, Heredia

Olvido municipal

Le solicito al alcalde de Curridabat que visite la calle Los Álamos, en Granadilla norte de Curridabat, cosa que no hace desde hace varios años, para que vea el abandono en que estamos, aunque cumplimos puntualmente con el pago de impuestos municipales.

Las aceras y el cordón de caño están en pésimo estado, hay un lote comunal abandonado lleno de monte, lo que impide que se usen unas máquinas de ejercicios porque una culebra puede morder a alguien; la rotonda que fue construida por los vecinos ha sido destruida por los camiones, entre ellos los de la basura; además, pasa un río contaminado que produce muchos mosquitos.

Los vecinos hemos hablado muchas veces con funcionarios de la Municipalidad, pero parece que somos invisibles.

Guillermo Vargas González

Curridabat

Etiquetado como: