1 septiembre

Música fuerte en buses

Pasajero quiere viajar sin molestias

Todos los días viajo al trabajo en los buses de la empresa Tuasa, de Alajuela a San José por Heredia, y la mayoría de las veces el chofer lleva el volumen del radio muy alto, con programas o música escandalosa que, a mi parecer, altera a los pasajeros.

No sé si a los pasajeros nos asiste el derecho de viajar con privacidad y tranquilidad como para consultar el celular, o escuchar música con audífonos personales, para no molestar a los demás. Alguien tendría que decirles a los choferes de esta empresa, y de otras, que los demás tenemos derecho a no escuchar lo que ellos quieran.

Luis Ordóñez Calvo

Alajuela

Defensa de Uber

Al “violinista venezolano” el régimen de Maduro le prohibió acudir a las manifestaciones opositoras, so pena de cárcel. En nuestra patria, el gobierno ha desatado una persecución contra Uber, la cual ha desembocado en violencia, intimidación personal, legal y comercial. Esta acechanza, en vez de amedrentar, debería servir para que el pueblo cierre filas en defensa de sus derechos y libertades. No permitamos que nos atemoricen.

Egidio Vargas Durán

Santo Domingo de Heredia

Pérdida común

El caso de Coopelesca, que ahora solicita un aumento en la tarifa para cubrir la compra de la hidroeléctrica a Holcim, me recuerda la historia del periódico El Excélsior, que fundó un expresidente. El mandatario nombró a dos directivos sin experiencia y terminaron quebrando el diario.

Al no tener recursos para pagar las prestaciones a los empleados, el gobierno en mención tomó la decisión de obligar al Ministerio de Hacienda a cubrir dichas prestaciones. Fue cuando el ilustre economista Eduardo Lizano Fait acuñó aquella famosa frase de que Costa Rica es el único país en que las ganancias se particularizan y las pérdidas se socializan. Coopelesca es una empresa privada que quiere cobrarle a la sociedad costarricense sus errores.

Luis Gerardo Rojas Rojas

Santa Ana

Ley de aguas

Los costarricenses tenemos que regocijarnos por la magnífica ley de aguas que nos legara el Dr. Calderón Guardia. Esta ley garantiza el agua como bien de dominio público y como bien social que algunos pocos quieren modificar en su afán de que el agua sea vista como una cosa comercializable, como un bien económico sujeto al egoísta mercado.

Esta ley, al igual que la que rige las vitales funciones del Servicio Nacional de Aguas (Senara), sobre las aguas subterráneas, permite que el manejo del agua se ejerza desde entes técnicos y no políticos, como se propone en sendos proyectos de ley, con lo que llaman “manejo integrado”.

La ley de aguas ha permitido el gran desarrollo en el campo de la salud de todos los costarricenses y se impulsó para que el pueblo gozara de ella como un derecho humano irrenunciable.

Freddy Pacheco León

Heredia

Sociedad solidaria

Si hay algo que nos distingue como sociedad es la solidaridad, el servicio, el amor al prójimo. El pasado 15 de agosto, a las 11 de la mañana, mi esposa Yamileth Alvarado Quirós, mientras caminaba por la acera, sola, lejos de casa, sufrió un accidente cerebrovascular. En esta situación, aparecieron los héroes anónimos: me localizaron en mi casa y nos trasladaron a la clínica Clorito Picado, donde el personal de Emergencias, con calidez y diligencia, le dio los primeros auxilios a mi esposa para trasladarla al Hospital México.

En este centro médico, a pesar de lo saturado del servicio, sobresalió la excelencia y el profesionalismo. Después de convivir 10 días en este hospital, pido a Dios que derrame muchas bendiciones sobre nuestro querido Seguro Social.

Halley Castro Ramírez

Barrio México

Etiquetado como: