13 mayo, 2016

Molestias en cine

personal de Citicinemas hacía ruido

Unos días atrás fui a ver una película en una de las salas de Citicinemas en el centro comercial Plaza Real Cariari y la experiencia no fue agradable. La atención del personal en el área de comidas no fue la más apropiada, los trabajadores de los cines no dejaron de hablar y reír – tan fuerte y pasado de tono que se escuchaban durante la película–, las butacas son incómodas y el espacio es muy pequeño entre las filas; además, el personal, antes de que finalizara la función, entraba y salía con escobas y bolsas para limpiar la sala, lo que fue muy molesto porque distraían a los espectadores.

La administración debe poner atención a estos detalles.

Gerardo Bonilla Ramírez

Goicoechea

Cambio de escuela

Siempre me pregunté por qué los padres de familia que residen al norte de la ciudad envían a sus hijos a estudiar a instituciones en el sur, este u oeste, y viceversa, si esto produce tanto problema de tránsito, hasta que nos vimos obligados a hacer lo mismo.

Teníamos a una niña de sexto grado en una escuela pública de nuestra comunidad, y la maestra se incapacitaba por enfermedad cada uno o dos meses, o se ausentaba por seminarios o huelgas. Los docentes suplentes no cumplían el programa normal, por lo cual optamos por trasladarla a una escuela privada en el oeste de Heredia.

Esto respondió mi pregunta y comprendí a los padres que deben de hacer lo mismo.

Orlando Jiménez Chaves

San José

Problema fiscal

El déficit fiscal es el mayor problema de la economía nacional. El presidente de la República insiste en solucionarlo únicamente con más y nuevos impuestos, sin rebajar los gastos innecesarios. Por lo tanto, no avala el proyecto de ley 19.923 para racionalizar el gasto público, que busca reformar y ordenar el empleo en el sector estatal. Más bien, para reforzar su empecinada posición especula, al igual que los dirigentes del Frente Amplio y de los sindicatos, que este proyecto generaría desempleo y otros problemas.

Preocupa la forma como el gobierno maneja e intenta arreglar el grave problema fiscal al aplicar un estilo pusilánime y descoordinado.

Ramiro H. Jiménez Rodríguez

Moravia

Tarifas médicas

Dice el doctor Urroz Torres del Colegio de Médicos que el tarifario de servicios médicos se hizo porque el público lo “pedía a gritos”. Si la gente grita, ¿será porque cree que las tarifas están muy bajas o porque sobra el dinero y quieren que les cobren más? No creo que mucha gente haya alzado la voz por esta razón. Puede que la gente grite porque considera que lo que cobran los médicos es muy elevado.

Gonzalo Madrigal Rojas

Pérez Zeledón

Ley de la vagancia

Al ver tanto joven sin hacer nada en las esquinas, debiera volver la ley de la vagancia.

Gerardina Delgado Vásquez

Tibás

Juramento olvidado

Las tarifas que había fijado el Colegio de Médicos para los distintos servicios que prestan sus agremiados eran desproporcionadas para la gran mayoría de los costarricenses. Los médicos no están prestando atención a la filosofía que inspiró esta profesión en el pasado y se han vuelto comerciantes de la salud que, como cualquier otro, quieren tener ganancias. El fin que motivó por años a estos profesionales se ha perdido.

Soledad Rojas Rodríguez

Curridabat

Trato en hospital

Hay cosas que se agradecen toda la vida, y una de ellas es la atención brindada por parte de los funcionarios del hospital San Juan de Dios, especialmente en los servicios de Emergencias, Cirugía de Varones y la Unidad de Cuidados Intensivos. Mi papá, Adolfo Santana Mesén, no pudo haber recibido mejor trato. Estos profesionales hacen que aún creamos en nuestro sistema de salud. Gracias.

Cinthia Santana Sánchez

Oreamuno, Cartago

Etiquetado como: