Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 24 de septiembre de 2017 a las 10:30 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El problema de Crucitas

Asunto no fue atendido a tiempo

El no haber atendido el problema de Crucitas a tiempo, con la fuerza necesaria, puede convertirse en una pesadilla ambiental, social y de seguridad para el Estado. Incluso de índole fronteriza, que pueden aprovechar otros poderes, que exploten la situación. La fiebre del oro puede generar movimientos de poblaciones, que no podrán manejar las autoridades si no lo toman con la seriedad con que se debe actuar. Necesitamos que una persona con coraje y determinación se haga cargo, con todo el apoyo del Gobierno.

Leslie Anderson Beer

Moravia

Correos en Cartago

En respuesta a la carta a la columna del señor Mauricio Charpentier Chavarría (22/9/2017), indicamos que el centro mencionado es un área de proceso operativo que se encarga de la distribución de documentos y paquetes a domicilio en la zona de Cartago. Correos de Costa Rica cuenta con dos sucursales para el envío y recepción de paquetería, las cuales se encuentran ubicadas en los barrios La Soledad y El Molino. Esta última también está destinada para la entrega de paquetería asiática.

Wendy Soto Fallas

Directora Servicio al Cliente, Correos de Costa Rica

Acoso a ballenas

La comunidad de Golfito podría beneficiarse mucho de la observación de ballenas, pero no las está protegiendo. El domingo 17 muchos fuimos testigos en el golfo Dulce de un acto cruel y prolongado de acoso contra una ballena y su ballenato recién nacido, que cambiaban de dirección y velocidad para huir de tres lanchas cargadas de turistas que las perseguían a cortísima distancia, en clara violación de la regla que exige darles 150 metros si tienen cría y 50 metros si no la tienen.

Algunos operadores turísticos, capitanes y lanchas carecen de los permisos y licencias al día o no los tienen del todo. Hay leyes y reglamentos que regulan estas actividades y las instituciones encargadas de hacerlos cumplir son el Minae, Incopesca, ICT y el Departamento Ambiental de Guardacostas; todas tienen oficina en Golfito.

No se trata de patrullar las 24 horas, pues con solo hacer inspecciones imprevistas los días de más turismo, tanto en el mar como en el mismo muelle, sería fácil identificar a quienes incumplen la ley y multarlos. Cuando a la gente le tocan el bolsillo, es cuando aprende. Estas y otras instituciones deberían desarrollar programas para educar a la población local para que sean vigilantes y ayuden a conservar su patrimonio.

El golfo Dulce es un área de reproducción y de crianza de ballenatos que están aprendiendo a respirar y a nadar para poder sobrevivir, y persecuciones como estas les pueden causar daños internos y musculares e incluso la muerte, aparte del sufrimiento. ¿Valdrá la pena tanto maltrato para que unos pocos puedan tomar fotos de cerca con sus celulares?

María Hernández Jirón

Golfito

Buen trato médico

Agradezco a todo el equipo de Gastroenterología del hospital San Rafael de Alajuela, en especial a la doctora Ivannia Chavarria y al doctor José Moreno, por su calidez humana y entrega en la atención brindada a mi esposo, Félix Anesio Brizuela, durante su tratamiento en ese centro de salud.

Elena Rangel

Alajuela

INS no atiende bebé

El 22 de setiembre tuve un accidente de tránsito, viajaba con mi esposo, que conducía, y mi bebé. Al firmar la boleta, sirvo como testigo, obviamente por mi edad. A mi hija no la pusimos en la boleta porque tiene tres meses y no es testigo (alguien que claramente no puede hablar de lo sucedido).

Al acercarnos al INS en las oficinas de Cartago a descartar cualquier anomalía con la pequeña, rehusaron atenderla porque el nombre de la bebé no aparece en la boleta como “testigo”.

Señores del Instituto Nacional de Seguros, por favor, dejen de ser tan inhumanos. Una ayuda no se le niega a una bebé indefensa.

Rebeca Sánchez Campos.

San Rafael Oreamuno Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota