Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 23 de septiembre de 2017 a las 10:30 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Trámite complicado

Para dejar servicio de TV hay que ir a sucursal

Hace tres años adquirí el servicio de televisión de Telecable, gestión que hice por teléfono. El contrato lo firmé en mi casa. Hace unos meses solicité la alta definición, también por teléfono, y vinieron a hacer la instalación. Sin embargo, ahora que no deseo el servicio, porque no ha funcionado bien, llamé por teléfono para desconectarlo y me dicen que tengo que llevar a una agencia las cajas digitales, porque ese es el protocolo. Como siempre, los clientes llevamos las de perder y no me queda más que ir a una oficina de Telecable a realizar este trámite.

María del Milagro Salazar Gómez

Vázquez de Coronado

Turismo sostenible

Es impresionante ver muchos ejemplos de empresas que practican el turismo sostenible, como el hotel Four Seasons en Guanacaste. Ellos maximizan los beneficios sociales y económicos para la comunidad local y buscan con gran voluntad proteger el patrimonio cultural y minimizar los impactos negativos. La empresa apoya activamente la inclusión social y las iniciativas para el desarrollo de las comunidades aledañas al proyecto, además de la creación de infraestructuras para la educación, la salud y el saneamiento. La empresa da empleo decente a vecinos en puestos de dirección. El hotel adquiere bienes, servicios locales y ofrecen medios para crear y vender productos sostenibles basados en la naturaleza, la historia y la cultura de la región.

A las instituciones y empresas de Costa Rica les conviene acrecentar todos esos ejemplos de buenas prácticas del turismo sostenible, donde se da también gran importancia a los medios de transporte para atraer al turista local y extranjero. Facilitar el viaje a personas con discapacidad es considerado una parte central del turismo responsable y sostenible.

Jaime Morera Monge

Alajuela

Confianza perdida

Los costarricenses no tenemos privacidad. En cualquier institución pública con solo el nombre completo de una persona se obtiene toda su información personal, sus ingresos, sus activos y cuentas bancarias. El problema es que un empleado bancario puede aprovecharse porque tiene a su disposición los datos personales, número de cuenta, cédula, correos electrónicos, números de teléfono y hasta el nombre del cónyuge de una persona. Con correos del mismo banco se ganan la confianza del cliente para obtener las claves necesarias, supuestamente para hacer un cambio en su cuenta. Esto no es una suposición, a mí me pasó.

Orlando Jiménez Chaves

San José

Poder en duda

El Poder Judicial no debe fallar nunca, pero la opinión pública tiene la percepción de que algo está pasando con la conducta y las denuncias en contra del magistrado Celso Gamboa y el fiscal Jorge Chavarría. En un país democrático no debe caber ni la más mínima duda de la ética de estos funcionarios.

Todos conocemos el comportamiento incorrecto de hombres y mujeres que han sido funcionarios públicos y que han alejado a muchas personas de los partidos políticos. La deshonestidad en la función pública ha sido una constante, pero que tengamos que cuestionar al Poder Judicial y a algunos funcionarios es algo muy grave que no deseo para mi país.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Puestos a dedo

Históricamente, los diputados, los gobiernos, los funcionarios públicos y muchos costarricenses han abusado descaradamente de los puestos que el pueblo les ha dado con la esperanza de que sean equitativos, justos, dignos, honestos e inteligentes. Nuestra educación formal no nos prepara para vivir o elegir gobernantes. Por esto, los partidos políticos y las mismas comunidades no saben a quiénes están mandando a la Asamblea Legislativa. Es posible que elijan a los candidatos por amiguismo, conveniencia de los dueños del partido o por simple nepotismo, como ya se vislumbra en algunos partidos.

Carlos Masís Acosta

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota