Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de septiembre de 2017 a las 10:30 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sociedades disueltas

Proyecto busca reactivar sociedades

Con gran preocupación he leído en la prensa que un grupo de diputados quiere aprobar una ley que obligue al Registro Público a activar las 266.000 sociedades que fueron disueltas por no pagar los impuestos de la Ley 9024, con el fin de que 18.000 sociedades que tenían bienes muebles e inmuebles inscritos los puedan poner en orden. La mayoría de las sociedades disueltas no tenían bienes inscritos y tampoco actividad lucrativa, por lo que el Registro Público al disolverlas les hizo un favor, ya que no tuvimos que pagar un abogado para hacerlo y nos libramos del pago por la Ley 9428.

Volver a activar todas las 266.000 sociedades puede ser inconstitucional. Si las activan, Tributación nos va a cobrar el impuesto de la Ley 9428; además el Registro Público tendrá que invertir millones de colones en volver a activarlas. Desde hace dos años la prensa venía avisando de que se iban a disolver las sociedades morosas, por lo que nadie puede alegar ignorancia sobre este asunto.

Antonio Calderón Rojas

Esparza

Caso atendido

En atención a la carta del señor Chuck Acón Araya (18/9/2017), Cable Visión de Costa Rica –empresa del Grupo ICE– lamenta cualquier inconveniente que se haya presentado. Es importante informar que la instalación del servicio se programó en dos ocasiones por condiciones del tiempo que impedían a los técnicos realizarla de forma segura. Tras coordinar una visita con el Sr. Acón, el servicio quedó instalado y en funcionamiento el 12 de setiembre.

Adicionalmente, aclaramos que Cable Visión no pide un pago de forma adelantada, a excepción del costo de instalación. Sin embargo, en este caso se canceló por anticipado el mes de octubre, y como cortesía el cliente recibe días proporcionales gratis desde la fecha de instalación hasta finalizar setiembre y tiene que pagar nuevamente en noviembre.

Haisel Barrantes

Cable Visión de Costa Rica

Ética laboral juvenil

A propósito de una noticia que está siendo viral, sobre un niño de 11 años que hizo el jardín de la Casa Blanca, en Washington, me revivió una anécdota personal, que de paso, nos retrata de cuerpo entero: a inicios de los 80, de regreso a nuestro país, traíamos una cortadora y una orilladora eléctrica de zacate, gran novedad en nuestro país. A las semanas, nuestros hijos, después de clases, salían de vez en cuando con las máquinas y regresaban avanzada la tarde. Por ahí nos enteramos de que estaban haciendo jardines en el vecindario y con eso se ganaban algunos pesos. ¡Qué orgullosos nos sentimos de ver a nuestros preadolescentes forjar su propia ética del trabajo! Pero a los días fui convocado por un grupo de vecinos quienes me ofrecían su ayuda, para lograr, con su influencia, recursos de alguna entidad financiera y, de esa manera, no pasar por la vergüenza que nosotros y nuestros hijos, según ellos, estábamos pasando.

Luis Lorenzo Rodríguez B.

San José

Carril bloqueado

La calle principal de La Uruca es una de las más congestionadas de Costa Rica, a cualquier hora. En el carril al costado norte de la plaza un camión se estaciona todos los días a vender pipas, incluso sacan sillas plásticas y los clientes también se estacionan detrás. Esto sucede a la par de una parada de buses. La ley dice que no se puede obstaculizar la vía pública, ¿existe una patente o concesión especial para esta venta callejera? German Valverde y don Mario Calderón, ahora que se “pusieron las pilas” con lo de parquear en zonas indebidas, ¿por qué esto se permite?

Isidro González Agüero

Santa Ana

Decepción del PLN

Soy liberacionista, pero me decepciona que la diputada Maureen Clarke, de quién tenía un buen concepto, renunciara a la comisión investigadora de los créditos del Banco de Costa Rica solo porque en su fracción le solicitaron que no se presentará a la sesión en donde se votaría la comparecencia de cinco diputados de cuatro partidos y un magistrado. A la diputada le preocupó más mantener ocultas las desagradables cosas que suceden en su partido que el bien de la patria.

Omar Alvarado Gómez

Grecia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota