Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 15 de septiembre de 2017 a las 10:30 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irrespeto a mujeres

Pasajero de bus gritó improperios a conductora

¿Dónde queda el respeto hacia las mujeres? El jueves pasado, cerca de Neón Nieto, en Tibás, una conductora irrespetó una señal de alto y chocó con un bus de la interlínea de La Valencia. Al detenerse el autobús, un pasajero le gritó toda clase de improperios y vulgaridades a la conductora del carro, a vista y paciencia del chofer del bus, quien en ningún momento tuvo la decencia de imponer respeto y más bien parecía estar conforme con esta situación.

¿Qué pasa en nuestras calles? Detengamos la violencia contra las mujeres. Insto a todas las mujeres a denunciar estos abusos tan frecuentes en nuestras carreteras.

María Bruno Rojas

Heredia

Dinero público

¡Lo que nos faltaba! Un representante de Unops pone en tela de juicio la honorabilidad de la Contraloría General de la República por solicitarle, en reiteradas ocasiones, el expediente de la licitación del puente sobre el río Virilla por el estadio Saprissa.

Olvida ese señor que el proceso es el de una licitación pública y, como tal, debe ser de entero conocimiento de las personas, que los recursos económicos para honrar dicha construcción no son de persona privada, son del pueblo de Costa Rica, y que los servicios de ese ente no son gratis; son pagados.

En la entrevista que dio al periodista de La Nación el representante de Unops lanza una cortina de humo y alega que están apegados al marco jurídico. Olvida ese señor que Costa Rica es un país de derecho, que primero está nuestra Constitución Política, que instruye sobre procesos de licitación. Lo pretendido sería como una bofetada a nuestro sistema jurídico y por ende las funciones encomendadas al ente contralor.

Arturo Alvarado Moya

San Rafael Arriba de Desamparados

Política bipartidista

Los desvaríos políticos de los últimos días, irónicamente en el mes de la patria, son el compendio de la vieja política del bipartidismo y del obsoleto compadrazgo del 4-3 en las juntas directivas.

Gracias a una prensa acuciosa, valiente y que investiga salen estos imbricados sucesos que dañan la credibilidad de nuestras instituciones. El sol no se puede tapar con un dedo, desde hace muchos años la corrupción se ha entronizado y carcome diferentes estructuras.

Los casos son muchos y variados, como los personajes extranjeros indeseables ligados al narcotráfico, como Fiona, Vesco y Caro Quintero, quienes fueron protegidos por alguna autoridad política. Además, los casos de los bancos Anglo y el Crédito Agrícola, cerrados sin una justificación convincente. También es imposible olvidar el descarado saqueo por la trocha y, más recientemente, el desaguisado del Infocoop. Igual de lamentables son las irregularidades de algunos funcionarios en nuestra querida Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

En la población hay frustración y desencanto hacia los políticos que nos han gobernado. Abogo para que en las próximas elecciones el voto tradicional desaparezca.

Halley Castro Ramírez

Barrio México

CNFL responde

En respuesta a la queja de la señora Sylvia María Picado ( Cartas, 3/9/17), indicamos que los problemas presentados en la prestación del servicio eléctrico fueron por fenómenos atmosféricos propios de la época y a un daño en el transformador de potencia en la subestación de Anonos. El Área de Control de Calidad de la Energía procedió a realizar una investigación de acuerdo a lo indicado por su persona y con ello se logró estabilizar, luego de varias maniobras, la continuidad del servicio en el sector.

Adicionalmente, el personal del Proceso de Mantenimiento de Redes Aéreas incluyó el mantenimiento para la atención de las líneas de distribución en el sector, con el objetivo de minimizar los problemas que se originan por las condiciones ambientales señaladas.

Luis Fernando Andrés Jácome

Director de Distribución de la CNFL

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota