Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 12 de agosto de 2017 a las 10:00 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Recopilación fotográfica

Valioso aporte de Fraser Pirie

El tiempo congelado es el nombre de una excepcional obra fotográfica recopilada y comentada por el Sr. Fraser Pirie, quien se dio a la tarea de publicar valiosísimas fotografías captadas entre los siglos XVIIII y XX para honrar la memoria del Dr. Alexander Pirie y los fotógrafos H. G. Morgan y H.N. Rudd, quienes entre 1890 y 1910 “congelaron el tiempo” de aquella época, sobre todo de un lejano Cartago colonial y pueblerino.

El resultado: un lujoso libro sin fines de lucro que nos asoma sin miramientos a la infinita y cruda nostalgia, y que estoy seguro será en el futuro una obra de consulta obligada para quien quiera comprender mejor la historia de nuestra querida patria. ¡Gracias, don Fraser!, por este maravilloso aporte con esta obra de arte que huele a terruño y a melancolía … ¡literalmente!.

Julio Vindas Rodríguez

San Pablo de Heredia

Errores del canciller

En la entrevista a CNN en Español sobre Venezuela, el canciller Manuel González Sanz erradamente dio a entender que “andarse por las ramas” es un costarriqueñismo. Además, empleó “aplanadora” para lo que internacionalmente se conoce como apisonadora. Para asuntos internacionales, es necesario hablar de modo correcto.

Rigoberto Guadamuz Monge

Desamparados

Insulto a la inteligencia

Los intentos de La Nación a través de sus noticias y de don Armando González, por medio de su editorial en la misma edición del jueves 10, de destrozar al presidente, son infantiles y un insulto a la inteligencia de los ciudadanos porque en el mismo día obligatoriamente revelan que según encuestas del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) y la Universidad de Costa Rica (UCR) el país considera a don Luis Guillermo Solís el mejor presidente y mejor político, superando al Dr. Óscar Arias.

Ya que los intentos de La Nación de influir en la opinión del pueblo no funcionan y que don Luis Guillermo está bien puesto en camino para terminar como uno de los mejores y más honestos presidentes de todos los tiempos, me permito compartir un consejo: practiquen antes de predicar.

Syed Murad

San José

Entrenamiento militar

En marzo de 1987, estando en el aeropuerto Schiphol, en Ámsterdan, Holanda, en compañía de un guatemalteco después de haber recibido un curso por dos meses en Israel, mi compañero se quedó viendo a unos indígenas guatemaltecos y admirado exclamó: mirá, tico, qué curioso, qué estarán haciendo aquí, vamos a conversar con ellos.

A la pregunta qué de donde venían, le dijeron que de Rusia después de hacer escala provenientes de Libia, pues si se daban cuenta al entrar a Guatemala que provenían de Libia, los podrían apresar. Ellos permanecieron en Libia recibiendo entrenamiento sobre manejo de armas, fabricación de bombas caseras, tácticas de guerrilla, etc. Al enterarse de que yo era de Costa Rica, me dijeron que en esos mismos días habían terminado entrenamiento también unos diez ticos y que quedaban como doce más que lo habían iniciado.

Recordemos que en esos momentos Libia estaba bajo el mando de Gadafi, y era un centro de entrenamiento terrorista. Al preguntarles que si conocían de qué lugar procedían los ticos y si ellos iban a mantener algún contacto, me manifestaron, por supuesto muy ingenuamente, que la mayoría hablaban que eran de Siquirres y de otros lugares de Limón, y sacaron una libreta en donde tenían escrito que su contacto en Costa Rica era un sindicato de agricultores.

Me guardé por muchos años dar a conocer públicamente este inesperado encuentro, pero ahora que hay un califato comandado por el Estado Islámico y es un centro como lo fue Libia de entrenamiento terrorista, ¿habrá ticos que estarán participando, estará dando la DIS algún seguimiento para el respectivo control?

José Alberto Flores Campos

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota