Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 09 de julio de 2017 a las 11:00 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Molestos por construcción

Cierres de calles, ruido y daños a las vías

La empresa URBN construye un edifico de apartamentos en barrio La California. En lo que va de estos meses de trabajo, debieron reparar un hundimiento en la avenida primera, el cual se hizo por el paso constante de vagonetas cargadas de tierra. También han obstaculizado el paso de entrada a un vivero y han cerrado con conos la calle 27A, como si fuera privada. También rompieron una tubería y, a pesar de que lavan los caños para deshacerse del material que cae de las mezcladoras, hay anegamiento cuando llueve.

A todo esto debe sumársele el ruido constante de camiones, mezcladoras y otros equipos cuyos motores permanecen encendidos por horas. Esto causa un enorme perjuicio a nuestro sistema respiratorio y al medioambiente en general. Como si fuera poco, algunos días las labores se inician a las 2:30 de la madrugada, sin respeto por el derecho al descanso de quienes vivimos aquí. ¿Quién se hace responsable? ¿Dónde está la Municipalidad de San José? ¿Les importan solo las pasajeras actividades culturales que les llenan las arcas? ¿Cómo quieren que San José sea una ciudad atractiva para vivir?

Eugenia Soto Suárez

San José

Queja atendida

Con respecto a la queja que publiqué en esta sección sobre la garantía de unas llantas que compré en Car Club Firestone, el 6 de este mes Bridgestone atendió en su debida forma mi reclamo y brindó el asesoramiento esperado, lo que demuestra un excelente servicio al cliente.

Rónald Villalobos Monge

Belén

Educación vial

El funcionamiento adecuado de la sociedad organizada se basa en el concepto de la responsabilidad de sus miembros y sus dirigentes en todos los niveles. Cuando hay sincronía, todos se benefician, viven mejor e impera la paz. Pero la responsabilidad es un gran peso, y con mucho esfuerzo cada quien carga con la suya y no queremos el peso extra de la responsabilidad ajena. La responsabilidad social es una cualidad moral, un valor que se aprende y que es obligación de la sociedad enseñar, de lo contrario, lo que impera es la ley de la selva, como está pasando en las calles del país.

Un programa educativo, proactivo, intensivo, bien diseñado, organizado y que se lleve a la práctica es la única solución para recuperar la paz en la calle, desocupar la morgue y las camas del Hospital del Trauma.

Isidoro Zaidman Walzer

San José

Labor de rescatistas

El rescate del tractorista Minor Pérez Castro es ejemplar. Estos socorristas tienen una gran capacidad para hacer su trabajo, especialmente cuando iban subiendo al paciente por el camino empedrado. Ahí se movilizaban de atrás hacia adelante, rápido, para ayudar a transportar la camilla con la persona. Eso demostró su gran concentración, disciplina, coraje, motivación y deseos de cooperar para salvar al operario. Felicitaciones a todos por su noble desempeño.

Jaime Morera Monge

Alajuela

Monarquía criolla

Al enterarnos de que la familia real les cuesta a los ingleses más de 50 millones de dólares al año, tuvimos la tentación de criticar a los británicos por ser tan ingenuos y mantener con sus impuestos a un poco de vividores buenos para nada.

Pero encontramos que no tenemos moral para criticarlos porque en Costa Rica tenemos nuestra propia monarquía. Sus integrantes no se llaman Isabel, Carlos o Guillermo, se llaman pensionados de la Corte Suprema de Justicia, exdiputados, jerarcas de los bancos públicos, empleados de Recope, Japdeva y otras “repúblicas independientes” que se amparan en sus convenciones colectivas para mantener, al igual que la dinastía Windsor, odiosos privilegios que son financiados por el pueblo. En nuestra democracia se supone que todos ante la ley somos iguales, pero hay algunos que somos más iguales que los otros.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota