Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 02 de julio de 2017 a las 10:00 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desaseo en San José

Campaña no muestra la capital como es

La campaña ¡SJO Vive! deja mucho que desear, en vista de los graves problemas que padece la ciudad. San José tiene las calles y bulevares inundados de basura, hay caos vial y mucho comercio informal. Es una ciudad fea, desordenada, cuyos únicos atractivos turísticos son un teatro y un edificio de servicios postales, pero para llegar a ellos se deben sortear, primero, las deficiencias mencionadas.

Lo he vivido personalmente, he llevado turistas amigos al centro de la ciudad solo porque me lo han solicitado, pero da vergüenza ajena llevarlos. Los políticos nunca han tenido la voluntad ni la capacidad para mejorar San José. San José vive, sí, pero de ilusiones de ser, algún día, una ciudad bonita, limpia, ordenada, que sea digna de llamarse “ciudad capital”.

Guillermo Ramírez Garay

San José

País dividido

La verdadera paz de un país se da cuando sus ciudadanos gozan de seguridad social y equidad. En Costa Rica, podríamos afirmar que nos acercamos en mucho a ese ideal de seguridad social. Pero, sin duda alguna, el otro aspecto, el de la equidad, queda en total entredicho, y, por razones obvias, es evadido por los políticos de turno.

Un ejemplo de esto son las pensiones de lujo, que han dividido a los costarricenses en dos grupos. Uno, mayoritario, que clama justicia porque el sistema está hecho para que la mayoría costee las lujosas pensiones de unos pocos. El otro grupo, el minoritario, que hace la del avestruz y esconde su cabeza en la tierra, porque sabe que está socavando de manera egoísta el sistema de pensiones de sus compatriota. Este último grupo está gastando los dineros que históricamente han servido para que Costa Rica sea un país mundialmente admirado en lo social.

Daniel Madrigal Sojo

Goicoechea

Falta regulación

Por la iniciativa de los diputados se logró reglamentar que quienes transporten lastre o piedras deben cubrir los camiones para evitar derrames. Es, sin embargo, necesario y urgente regular el transporte de concreto preparado que hacen los camiones concreteros o “chompipas”, pues a menudo derraman el material, lo que daña carreteras millonarias y expone a nuestros vehículos a muchos accidentes.

En el cruce de la Cervecería Costa Rica a Río Segundo de Alajuela derramaron en estos días una enorme cantidad de concreto al detenerse un camión de estos de repente en el semáforo y allí quedó el reguero, al igual que en la carretera a San Joaquín de Flores.

Iván Segura Meléndez

Heredia

Senasa no atiende

Hice una denuncia en el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) por unos perros que su dueño tiene fuera de la casa sin ninguna seguridad, lo que pone en peligro a la gente que pasa cerca, pero en Senasa me dijeron que debía dar el nombre completo del dueño de los animales, pero, como yo lo desconozco, no quisieron tomar mi denuncia.

Les sugerí que por lo menos hicieran una inspección para que le llamaran la atención a esta persona y me contestaron que ellos no hacen eso. Seguro, hasta que suceda una tragedia van a prestar atención. Así pasa siempre en este país.

Olivia Rivera Vega

Goicoechea

Medidas vecinales

A veces los vecinos colocan en los barrios dispositivos para evitar que personas ajenas a ellas se estacionen frente a las casas. Yo me imagino que en el residencial Los Árboles, en La Uruca, los vecinos hacen eso para evitar que los clientes de oficinas invadan sus espacios de estacionamiento o el acceso a las casas, pues los negocios operan sin parqueo suficiente.

En mi caso, tuve que vender mi casa en Coronado muy barata por esta razón. No creo que a nadie le guste que le parqueen un carro frente a su casa. Apliquemos la máxima cristiana de no hacerles a otros lo que no nos gusta para nosotros.

Hay que respetar los espacios de los dueños de casas, y bravo por los vecinos de Los Árboles por organizarse y defender sus derechos. ¿Y la Municipalidad de San José? Bien caro han de pagar los vecinos de Los Árboles por su derecho a vivir en paz.

María Vargas Gómez

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota