Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 21 de abril de 2017 a las 10:45 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Larga espera por Internet

A vecino sí le instalaron el servicio

No es posible que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) se preocupe solamente por mejorar el servicio de Internet en zonas céntricas. Mi familia vive en la comunidad de Pataste, en Monterrey de San Carlos, y ha solicitado en varias ocasiones el servicio desde hace varios años y siempre se lo niegan por estar a más de cuatro kilómetros del centro de Monterrey. Pero a solo 75 metros, a un vecino, por tener una soda, sí le instalaron el servicio porque lo solicitó como empresa. ¿Hay que crear una empresa en cada hogar para conseguir Internet?

Vivimos en una época en que es indispensable la Internet. Es necesario para transferencias bancarias, pago de servicios y uso de la firma digital para hacer tramites en varias instituciones. Estos tramites hay que efectuarlos en un lugar donde nos alquilen el servicio, lo que pone en riesgo la confidencialidad de nuestros datos, ya que no son redes seguras.

Según el ICE, tenemos que esperar una ampliación del servicio, pero ¿por cuántos años más?

Mauricio Salazar Jara

San Carlos

Noticias negativas

Tres noticias en un mismo día ponen en duda nuestras esperanzas y me quiebran el corazón. Primero, el acceso al nuevo puerto en Limón. ¿Quién pagará los platos rotos? Segundo, la compra de 212 cabezales por parte de una compañía de transporte: ¿qué pensará hacer la empresa con los cabezales viejos que está sustituyendo? Si los vende, ¿por cuál espacio van a transitar los nuevos y los viejos? Por último, la deuda de Surcoop, ¿quién pagará la deuda?

No solo hay una fuerza malévola aferrada en los corazones de muchos costarricenses que buscan desmantelar las arcas del Estado, sino, también, por obstaculizar cualquier intento que produzca calidad de vida.

Argentina Soley Mohs

Curridabat

Arena sucia

¡Qué pena da caminar por la arena de la playa con cuidado para esquivar el excremento de las mascotas! Qué despreocupación de los dueños de perros y de quienes lucran alquilando caballos, ya que carecen de los implementos para no dejar suciedad a su paso. ¿A quién recurrir? ¿Cómo educar a los ciudadanos en aspectos tan básicos? Esta situación la observamos el Lunes Santo en la preciosa playa limonense de Punta Uva.

Elizarda Vargas Morúa

Curridabat

Lecciones del ‘brexit’

El artículo de Velia Govaere sobre la Unión Europea ( Opinión, 16/4/17) ) es un excelente análisis de la crisis política en Europa y el brexit. Como británico, me gustaría agregar que el brexit no se trata de un rechazo a nuestros hermanos europeos ni a los valores de libre comercio y cooperación internacional, es una decisión de alejarnos de un concepto político que perdió hace mucho tiempo los principios nobles de sus fundadores. En 1997, los británicos tomamos una decisión igual de polémica al no participar en el euro.

Ahora vemos la tragedia económica que ha sido esa moneda común para Grecia, Italia y España. Finalmente, el brexit es una decisión de liberarnos de una burocracia en la UE expansiva que nos asfixiaba. En este aspecto, hay lecciones para otros países.

Theodore Mills Correia

Curridabat

Revisión municipal

En respuesta a la carta de doña Lourdes Mora, titulada “Medida pasajera” ( Cartas, 11/4/17), le comento que el reglamento que regula actividades como la venta de huevos en carros con altoparlantes por los barrios está en revisión en el Concejo Municipal de San José, pues no es aplicable por varias razones técnicas. En los próximos días conoceremos una nueva propuesta de reglamento que facilitaría el control de esta actividad.

Marcelo Solano

Director Policía Municipal de San José

Ejemplo familiar

A aquellos padres, hijos, hermanos, que con gran “valentía” persiguen, acosan, maltratan y hasta matan a pobres e indefensos cocodrilos, les damos la bienvenida al “club de los valientes”. Ahora pueden optar, junto con los que promueven las peleas de perros y gallos, la agresión a los toros, etc., a un puesto en la junta directiva de este “club”. Crean con toda seguridad que sus familias se sentirán orgullosas de tal mérito y ejemplo de moralidad.

Carlos Masís Acosta

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota