Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 22 de marzo de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Camión desvela a vecinos

Recolección de basura de madrugada

¿Se imagina ser privado de su descanso a las tres de la madrugada los martes y viernes debido a los escándalos producidos por un servicio municipal? Esto vivimos los vecinos de Lomas de Ayarco sur todas las semanas debido al bullicio que causa el camión de la basura.

Si los servicios municipales no deben entrar en conflicto con el bienestar de la comunidad, ¿por qué la Municipalidad de Curridabat actúa en nuestro perjuicio, privándonos del sueño al imponernos un horario de recolección de desechos inadmisible? Aquí las calles no ofrecen conflictos vehiculares que justifiquen esa decisión, ni nuestros hogares están deshabitados.

Tras una madrugada sin dormir, la fatiga, el dolor de cabeza y el enojo cobran su factura y afectan irreparablemente mi desempeño y mi salud.  La Municipalidad de Curridabat está actuando en detrimento de la salud ciudadana y está pisoteando mis derechos y los de la comunidad. Pido una solución.

Verónica Urroz Leal

Curridabat

Protección animal

Todo animal debe ser protegido por la ley contra el maltrato. Ellos importan como individuos sintientes, tenga dueño o no, sea fauna silvestre o no.

La Ley de Vida Silvestre no considera formas de maltrato aparte de la caza, trata a los animales como objetos patrimonio natural del Estado y valora más aquellos en extinción o con poblaciones reducidas que otros que sufren igual.

Patricia Abadía Rodríguez

San José

Gastos de Recope

Este lunes 20 en el noticiero de canal 7 estuvieron tres funcionarios de la Refinería Costarricense de Petróleo (Recope) defendiendo lo indefendible. Pretenden tapar el sol con un dedo y se ven muy preocupados de perder sus privilegios. Tratan de hacerles creer a los costarricenses que si entra competencia los precios de los combustibles se dispararían.

Un porcentaje muy alto de los gastos de Recope se va en planillas muy altas con pluses que la mayoría de costarricenses no tenemos. También gastan  millones de colones en publicidad. Si tienen el monopolio, ¿para qué gastar en anuncios?

José Francisco Murillo Solís

Alajuela

Ciclovías capitalinas

Costa Rica es un país para autos y motos. La bicicleta es usada casi solo por deportistas los fines de semana o al amanecer, para entrenarse. Pocos la usan para ir al trabajo o a los centros de estudio porque aquí los aguaceros, con rayería y hasta granizos, caen ocho meses al año. El clima, la contaminación y la inseguridad hacen que las ciclovías sean una idea bonita, pero romántica e inviable, en San José y, en general, en la Gran Área Metropolitana (GAM). No somos la “Holanda de Centroamérica”. La congestión vial se agrava al eliminar un carril en calles estrechas y al poner parqueos “en media calle”.

Este proyecto, de espíritu ambientalista y bienintencionado, para no ser solo una ocurrencia muy cara, debió ir precedido de un estudio vial objetivo y de una encuesta sobre el número real de ciclistas que las usarían, todo el día y en invierno. Vivimos en un Estado de realismo mágico, ineficiencia y falta de sentido común.

Gilda Rosa Arguedas Cortés

Montes de Oca

Gasto político

La convención del Partido Liberación Nacional cuesta ¢400 millones y un solo precandidato verdiblanco invertirá ¢500 millones. Los otros partidos igual gastarán sumas millonarias. Más tarde habrá que recuperar esas inversiones. ¿Cómo lo harán?

Ricardo Zamora Alfaro

Turrialba

Derecho al silencio

El artículo 50 de nuestra Constitución nos garantiza una vida sana.  El buen descanso nos da salud mental y física. No sé  cuándo la ciudad se convirtió en  un sitio tan  ruidoso.  Existen leyes, pero no quién las haga cumplir.  Las motocicletas de menor cilindraje  son las que suenan más, a los carros les  alteran sus escapes para que los choferes se sientan “poderosos” y cada quien hace lo que le place. Además, revientan pólvora, utilizan herramientas ruidosas, los autobuseros pitan para saludarse, el tren pareciera desplazarse a pitazos por la falta de cuidado de peatones y conductores, no hay inspectores de tránsito ni del Ministerio de Salud, ni nadie que garantice tranquilidad. Muchas personas no pueden descansar y menos dormir. Parece que estamos en  tierra de nadie.  

Sol Fernández Val

Zapote

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota