Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de marzo de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Urgentes mejoras

Parque central de Alajuela necesita atención

Presentar la ciudad atractiva, acogedora, cómoda, segura y limpia son cuidados que el gobierno local de Alajuela debe considerar para realzar su belleza y demostrar a la ciudadanía que el dinero se usa con sabiduría.

El empedrado exterior del parque central exige atención. Trompezones, tacones hundidos y tobillos dislocados es lo que “ofrece” esta área. Los bomberos podrían contribuir, también, con darle una lavada de vez en cuando al piso, las zonas verdes y los poyos. Además, la media luna es cama y cabecera de piedra y servicio sanitario.

Eduardo Solano Salazar

Alajuela

Ventas ambulantes

Es lamentable el abandono en que se encuentra nuestra ciudad capital. Por los bulevares y la avenida central abundan las ventas ilegales y no se observa que ningún policía municipal ponga orden. El reglamento de la Municipalidad de San José es muy claro y prohíbe los buhoneros que se plantan  donde quieren. Sería conveniente que el director de la Policía Municipal de San José, Marcelo Solano, acate la ley.

Francisco Guzmán Vargas

Goicoechea

Verdades del país

Me fascina la roncha y la polémica que ha levantado Jacques Sagot con su artículo del sábado 11 de marzo en La Nación. Todo lo que dice sobre Costa Rica es cierto, desde el sistema vial josefino hasta todo el pipí y popó del río Grande de Tárcoles. Me hace gracia el montón de “patriotas” que salen a la defensa del presidente y de las “bellezas” del país, como si fuera producto de la imaginación de Sagot.

Costa Rica tenía todo para ser un país desarrollado en los años 50 y 60, pero hoy no queda más que el recuerdo de aquellos días y este excelente artículo queda como anillo al dedo de la realidad nacional, comandada por Solís. La verdad no peca, pero incomoda.

Manuel Solera Thomas

Escazú

Asesoría de diputado

Ahora resulta que el diputado Mario Redondo, que ha hecho de la Comisión de Control del Gasto Público una inquisición, fue parte de la piñata de recursos del BCIE en la administración Arias y, tras de todo, se niega a reintegrar las cuotas obrero patronales que ya canceló el Ejecutivo.

Bien haría el diputado Redondo, para que sea congruente con su papel de Torquemada, en explicar a la opinión pública de qué se trató la asesoría que brindó y cuál fue su valor agregado, además de cumplir con su obligación de contribuir a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), tal como lo debemos de hacer todos los trabajadores y patronos de este país. También, Redondo tendría que demostrar que incluyó esos servicios profesionales en su declaración ante Tributación Directa.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

Urge ley

Es urgente que se apruebe la ley de protección animal. No puede ser que “jueguen a la pelota”, porque cada vez que van a aprobar el proyecto le encuentran algo: inscontitucionalidad, falta de claridad en la redacción o de firmas, etc.

Lo importante debe ser el bienestar animal por sobre la burocracia. Los dueños y organizaciones de protección animal merecemos respeto y que se apruebe y se aplique la ley para frenar el maltrato contra los animales.

Max Agüero Chavarría

Cartago

Atención en el México

La semana pasada estuve internada en la sección de Oncología del hospital México para someterme a una cirugía. Fueron cuatro días en los que recibí y observé lo que cualquier paciente necesita y espera: atención de gran calidad técnica y profesional, trato amable y considerado, comunicación abierta y respetuosa, indicaciones claras sobre los procedimientos, excelente acompañamiento y cuidado, así como ayuda espontánea y anticipada a las necesidades.

Ahora valoro mucho más la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como bastión de las garantías sociales que hacen diferente y mejor a este país; apoyo la veeduría ciudadana y el derecho a una salud de calidad y humana para todos. Insto a cada ciudadano a evitar que este apabullante modelo neoliberal destruya una de las más importantes instituciones de Costa Rica.

Sara Bleidis Gómez Tobón

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota