Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 27 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Huecos sin tapar

Municipio josefino solo arregla baches grandes

Parece que la nueva política de la Municipalidad de San José es rellenar solo los huecos más grandes de las calles y dejar que los medianos y pequeños crezcan. Así ocurrió hace algunas semanas en San Francisco de Dos Ríos, en el bulevar del Bosque y en Santa Marta, donde rellenaron los baches grandes. Por eso, los huecos nunca se acaban en Costa Rica.

Jorge Villalta Mora

San Francisco de Dos Ríos

Dedicación exclusiva

En la discusión de los pluses por dedicación exclusiva en la función pública, en especial para puestos de altos jerarcas, es clara la pasividad de los colegios profesionales, con excepción del de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), que tienen una función regulatoria fundamental. Los demás se han convertido en clubes sociales con altos costos de colegiación, pocos servicios a sus afiliados y pobre incidencia en la realidad nacional.

Son estos colegios los que debían fiscalizar que los funcionarios cumplan con los requisitos que demanda el puesto y que si, por inopia o favoritismo político, se nombra a una persona sin las calidades profesionales establecidas, que no se agreguen sumas que no le corresponden a cuenta del erario, es decir, de nuestros bolsillos.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

Recursos desaprovechados

El viernes 17 de este mes tardé tres horas en recorrer la radial que une Belén con Santa Ana. En esos tres kilómetros mi carro consumió un octavo de su tanque de gasolina. La prioridad de circulación la tienen los prepotentes que circulan por la vía paralela, construida para dar acceso a los edificios comerciales.  Al final del gran desorden hay unos semáforos, inservibles a esas horas. Ahí se forman hasta cinco carriles que se juntan en un cuello de botella de un solo carril hacia Belén.

Me topé luego del río Virilla a dos oficiales de tránsito, a quienes el caos parece no haberles afectado. ¿Por qué no ubican a esos inspectores en sitios complicados?

Rodrigo Herrera Rodríguez

Heredia

Orgullo tico

Acerca del artículo de José Ricardo Chaves “Tico no, mejor costarricense” ( Opinión, 5/2/17), los costarricenses nos sentimos orgullosos de que nos llamen ticos. En todo el mundo y en cualquier actividad, ya sea deportiva o de alguna otra índole, siempre sentimos orgullo de que nos llamen ticos.

Admiro la satisfacción de ser costarricense de don José Ricardo, como dice la canción de Carlos Guzmán, sintámonos orgullosos, también, de ser ticos, aunque sea por un “ratico”.

Ernesto Solano Avendaño

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota