Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 26 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Atención en Claro

Cliente espera que le reparen teléfono

Hace dos semanas llevé mi teléfono a una segunda reparación a la agencia de Claro en Guadalupe, pero el servicio al cliente no es el mejor. Cada vez que solicito información dan una versión diferente, me dieron un número de teléfono en el que no contestan y tengo que sacar de mi tiempo para ir a una agencia a que me digan que el aparato está en el taller y que debo esperar.

Julio Rodríguez Cantillano

Goicoechea

Cambio de conducta

Los taxistas tradicionales deben recapacitar sobre ese comportamiento de tomarse la ley en sus manos . Eso no dice nada bueno de su conducta, ya cuestionada. Muchos taxistas tendrían que dedicarse a mejorar sus servicios, a ser más corteses, gentiles, honrados y amables con sus clientes.  

Todos tenemos derecho a conseguir nuestro sustento y el de nuestras familias.  Unos cuantos taxis –legales o no– no los van a dejar sin trabajo; aquí alcanza para todos.  Dejen que la ley se encargue y ponga orden en este conflicto. El tiempo dirán quiénes tenían la razón.

Orlando Jiménez Chaves

San José

Accidentes leves

Cada vez son más comunes los accidentes leves de tránsito, donde un vehículo golpea a otro por detrás. En vez de buscar un arreglo rápido, los conductores esperan a las autoridades, aunque el daño  no se vea o sea muy pequeño.

Las presas, como la del jueves 23 en la ruta 27, son interminables. El costo por demora y consumo de gasolina no se mide. Copiemos a los países desarrollados; ahí estos accidentes solo se les reporta a las aseguradoras. Es cuestión de legislación y de buena voluntad para hacerlo. Las presas por accidentes sin importancia son más grandes y costosas que las de la “platina”.

Luis F. Van der Laat

Escazú

Frases vacías

Los mercadólogos son moda en la campaña política. Ellos “mapean” cuál es la necesidad inmediata de la mayoría de personas y elaboran frases como “más y mejores empleos”, “adiós a las filas en la Caja” o “diga adiós a las presas”, etc. Estos profesionales no tienen la más mínima idea, ni los candidatos, de cómo ajustar las leyes para ejecutar lo que prometieron. Saben que la ingobernabilidad no les va a permitir hacer mucho de lo que prometen y, aun así, vienen con publicidad engañosa. ¿Por qué no ponen al pie de página “aplican restricciones”? Así los votantes podríamos razonar sobre las restricciones que rodean la veracidad de una promesa.

Y si de frases vacías se trata, mejor sería que cabildearan temas de fondo como “acabaré con el déficit fiscal”, “reduciré el tiempo de expropiaciones para infraestructura” o “acabaré con la corrupción en las pensiones de lujo”.

Glen Rodríguez Solís

Santo Domingo de Heredia

Educación sexual

Mientras no se le dé la importancia a la educación sexual, este seguirá siendo un tema de poca importancia. La formación dirigida a aprender quiénes somos, a conocernos, qué queremos ser, a convivir, etc., se nos ha negado. En esta área está la sexualidad –que cada día es más compleja–, que sigue ausente de la enseñanza formal.

El mercado, la publicidad “siembra” ideas contrarias a la correcta sexualidad. Ha sido por ignorancia, desinterés, falta de valentía, criterios fantasiosos o religiosos que hoy tenemos problemas con la educación sexual de los jóvenes e incluso de los padres y docentes que todo lo reducen a pecado o transgresión a la ley de Dios.

Carlos Masís Acosta

Cartago

Multas a motorizados

Casi el 50% de los motociclistas del país, dicen la noticias, circulan sin licencia. Llama la atención que las autoridades del Ministerio de Educación Pública (MOPT) no coloque policías en lugares estratégicos como León XIII, Alajuelita, Santa Ana, Moravia y Tibás, entre otros, para detener motociclistas, pedir licencia y multar.

Con estas multas pagarían de sobra el salario de los tráficos y se eliminaría el riesgo de las calles. No podemos seguir en un país lleno de trabas y procesos ilógicos que cobran vidas y nos tienen en el anacronismo administrativo y gubernamental.

José Ángel Arias Álvarez

Santo Domingo de Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota