Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 02 de diciembre de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Avería en línea fija

Vecina de Barrio Córdoba dice que no la atienden

Desde hace varios días, el teléfono de mi casa, en barrio Córdoba, tiene una avería y estamos incomunicados. No ha sido posible hablar con alguien en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), ya que nos sale una grabadora y no nos resuelven nada. Otras familias de esta comunidad también han estado en la misma situación. Requerimos que con prontitud el ICE resuelva nuestro problema.

Elía María Barboza Vargas

Barrio Córdoba, San José

Metro capitalino

Una comisión del Colegio de Ingenieros y Arquitectos aprobó un estudio preliminar para el diseño y construcción de la primera línea de metro, que se extendería desde Desamparados hasta Guadalupe.

Es necesario que las cámaras empresariales, las organizaciones de trabajadores, universidades y colegios profesionales den su respaldo para que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT)  decida emprender las etapas del proyecto.

Francisco Solano Céspedes

La Unión

La vida en la vía

Las presas forman parte del diario vivir de los costarricenses. Pareciera normal pasar cerca de cuatro horas al día en las carreteras de esta jungla de concreto intentando llegar al destino. Sin embargo, a pesar del crecimiento en la flota vehicular y de la congestión vial nadie hace nada al respecto.

Esto muestra lo necesario de modernizar el transporte público, de ordenar el “negociazo” de los dueños de las empresas de autobuses. Es hora de que dejen de beneficiarse los bolsillos de unos pocos, que se modernice la flotilla de buses y que se implemente el pago electrónico y la sectorización del transporte público. No es suficiente con solo implementar un carril exclusivo de buses en la autopista General Cañas.

Carolina Coronado Ruiz

San José

Lecciones de Otto

¿Qué lecciones nos deja Otto? Primero, reconocerle al gobierno su capacidad para informar a la población y coordinar acciones para preparar al país para el antes, el durante y el después del huracán. Segundo, el compromiso de los medios de comunicación; especialmente de Repretel, que decidió no enviar a las zonas de riesgo a sus periodistas, reforzando el mensaje de que el peligro era serio. Tercero, la respuesta solidaria de los costarricenses ante el daño material y humano. Cuarto, tenemos un gran país, no es perfecto ni el mejor de todos, pero es nuestro y tenemos la responsabilidad de valorarlo y cuidarlo, trabajando unidos con acciones coordinadas, oportunas y transparentes.

PUBLICIDAD

Vinicio Siles Loaiza

El Carmen de Cartago

Atención en el BCR

La atención en el Banco de Costa Rica (BCR) cada día es peor. Incluso eliminaron las fichas y uno no puede reservar el lugar mientras hace otras gestiones. En Liberia abrieron otra sucursal, con cinco puestos para los cajeros, pero en las dos ocasiones que he ido o hay un cajero o no hay ninguno y la fila es enorme. Esta institución cree que puede disponer del tiempo de uno como le plazca.

Henry Martínez Gallo

Liberia

Recuerdos de Monge

Don Luis Alberto Monge Álvarez el hombre, el expresidente, el ser humano auténtico, estaba lleno de virtudes, nunca hizo alardes de ellas y más bien confesaba públicamente sus debilidades. Fue querido por todos, sus antagonistas políticos lo respetaron, lo admiraron y se ganó el cariño de ellos.

Tuve el gusto de conocerlo y escuchar muchas de sus grandes experiencias como hombre público. Mis queridos amigos Rodrigo Arauz (expresidente ejecutivo del Incop) y Yorgo Lucovich lo atendíamos cuando aceptaba la invitación de ir a navegar al golfo de Nicoya un sábado, que era su día libre. Eran unas horas llenas de aprendizaje del hombre que creó la ley del aguinaldo, lo que ayudó a que miles de costarricenses tengamos una Navidad con una paz financiera.

En estos paseos, la comida gurmé no existía. Don Luis y los tripulantes compartíamos un arroz cantonés y un ceviche de palometa, todo preparado con mucho cariño. Lo único que sí se agregaba al menú era su famoso granizado de wiski después de la comida. Recordarlo será nuestra muestra de cariño más sincera.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota