Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 03 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Presas en Heredia

Es necesaria más presencia policial

Los heredianos que nos vemos obligados a salir a San José diariamente estamos cansados de las presas por todas las salidas, a todas horas. Yo salgo a las 5:15 de la mañana para llegar a las 6 de la mañana al Hospital San Juan de Dios. Cada vez hay más presa y los tráficos brillan por su ausencia. Se necesitan tráficos en las cuatro salidas para evitar que los buses utilicen el carril que va hacia Barreal. Ya es hora de que se pongan las pilas y hagan su trabajo.

Georgina Jiménez Bolaños

Heredia

Luces de semáforos

A raíz de la colisión mortal en la intersección de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR), me pregunto si el parpadeo de la luz verde de los semáforos antes del amarillo pueda ser causa de  accidentes. 

 Muchos conductores irresponsables, ante el anuncio muy anticipado de que viene la luz roja, lejos de aminorar la marcha más bien aceleran.   Hay numerosos  estudios que indican que una luz amarilla de duración muy larga o muy corta incrementa la fatal conducta de “saltarse” el semáforo.  

Solo en Costa Rica he visto el  parpadeo de la luz verde, que, sumado a la duración del amarillo, hace tentador para muchos el acelerar para no ser detenidos por la luz roja.  ¿En qué estudios se  basaron para usar esta señalización?

Leonardo Solórzano Fonseca

San Pedro Montes de Oca

Medida pasajera

Hace unos días, me quejé por las presas en la salida de Tibás hacia Santo Domingo de Heredia, en la hora pico de la tarde, antes de llegar al bar Mi Taberna. Días después, mi queja fue atendida por la Dirección General de Tránsito y enviaron inspectores a regular el paso, lo que ordenó el flujo vehicular.

Los policías estuvieron llegando cerca de cuatro días, pero no volvieron más; entonces, todo volvió a ser como antes: de nuevo las presas y las imprudencias de los conductores.

Marco Tulio Vindas Chaves

Heredia

Lote en préstamo

Con la boca abierta quedé al leer el artículo del periódico Universidad referente al lote del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) que usa Purdy Motor a cambio de dos carros de alquiler. Aunque legalmente pueda tener todos los flancos blindados, me parece un relajo que sea usado por esa empresa en tales condiciones.

José Arias Álvarez

Santo Domingo de Heredia

Teléfono dañado

En  mayo renové mi contrato telefónico con Claro y adquirí un plan de ¢19.500 junto con un teléfono, pero el aparato, desde el inicio, dio problemas, ya que corta las llamadas al minuto o antes. Claro no tiene teléfonos para préstamo y no puedo prescindir de él porque paso atento a un adulto mayor que padece alzhéimer.

La última solución que me dieron en la agencia de Claro en San Ramón fue mandar a revisión el teléfono con un plazo de 15 días de entrega.

Además, Claro  ahora cambia arbitrariamente las fechas de pago. Le solicito a la empresa una solución.

Néstor Veas Acuña

San Ramón

Más personal en cajas

Agradecemos el comentario de don Pablo Vargas Villarreal ( Cartas, 1/11/16). Hemos reforzado el personal en las cajas de todas nuestras tiendas Walmart para mejor atención al cliente.

Mariela Pacheco

Vocera de Walmart

Atención en Ebáis

Hace poco en el Ebáis de la Unibe en Curridabat hicieron con eficacia la afiliación de mi suegra, Marilú Rodríguez Hernández, a este centro de salud.

Ella tenía dos hernias en la columna que, prácticamente, la habían dejado en cama. Fue gracias a la buena atención en ese Ebáis que la ingresaron al hospital Calderón Guardia y, en menos de tres meses, tuvo una operación delicada pero eficaz. 

Actualmente, mi suegra camina sin problemas y ya se incorporó a sus labores domésticas. Nos sentimos muy agradecidos con el Ebáis de la Unibe y con el hospital Calderón Guardia.  

Mario Segura Hidalgo

Alajuela

Enérgica protesta

Felicito a doña Pilar Cisneros por levantar enérgicamente su voz ante los intentos de quienes pretenden mantener sus pensiones de lujo como si fueran ciudadanos de primera categoría y esperan que nosotros, el resto de los ciudadanos, muchos con pensiones ínfimas, paguemos por sus jubilaciones.

Los diputados tienen una oportunidad para acabar de una vez por todas con los descarados privilegios.

Patricia Odio Iglesias

Santa Ana

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota