Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 15 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Mala infraestructura

Nuevo puerto en Limón con las mismas calles

Las peores carreteras de Centroamérica son las de Costa Rica, así lo afirman los transportistas internacionales. En nuestro país, las obras viales quedaron en el olvido hace muchos años y los diferentes gobiernos no tuvieron la visión de las naciones desarrolladas para invertir en infraestructura vial para el crecimiento económico.

Hace algunos años, en México, en el gobierno de Salinas de Gortari tomaron la decisión de construir las autopistas hacia el norte, con destino a los EE. UU., y hacia Belice y Guatemala al sur. La inversión de estas obras fue cuestionada fuertemente por diversos sectores políticos debido a los costos de esas obras, pero, al final, las autopistas están construidas y han contribuido al intercambio económico y de productos entre los países vecinos.

Aquí, en pocos meses vamos a tener un puerto de primera generación en Limón y aún no se sabe cómo vamos a resolver el trasiego de contenedores por las malas carreteras que tenemos y una línea férrea obsoleta. Este gobierno y los que vengan tienen un gran problema que resolver.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Aclaración del Senara

En reacción positiva al artículo de don Víctor Umaña del Incae ( Opinión, 5/5/16), es de interés del Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara) precisar que en el Distrito de Riego Arenal-Tempisque (DRAT) se avanza hacia la medición y el cobro volumétrico. En medición, Senara ha realizado importantes inversiones y ajustes. El 100% del agua que se entrega para la actividad piscícola se hace volumétricamente, al igual que en las áreas regadas mediante bombeo, con un cobro establecido por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

En el caso de las actividades agrícolas y pecuarias, desde hace dos años se inició la instalación de la infraestructura y los instrumentos de medición para realizar una entrega medida volumétricamente.

En materia de cobro por volumen, a partir de este año, la Aresep aprobó la aplicación de una nueva metodología tarifaria. En un período de cuatro años, en la totalidad del DRAT se aplicará una metodología de cobro volumétrico con medición en tiempo real.

En relación con el cobro del servicio de riego que realiza el Senara en el DRAT, es importante indicar que en ninguna parte del mundo los costos intrínsecos del agua se incluyen en las tarifas, pese a que desde los Principios de Dublín, en 1992, se establece la importancia de otorgarle un valor económico al agua. Lo que se incluye en el cobro es el costo de la conducción, mantenimiento, operación y administración del servicio. La incorporación del valor intrínseco del agua es un reto para toda la humanidad.

Juan Carlos Mora Montero

Planificación Institucional, Senara

Mejoras en vías

Las entradas y salidas de vehículos en la radial Lindora producen grandes presas. En la carretera cercana al hotel Marriot, el flujo vehicular se detiene por completo.

A las horas pico deberían asignar oficiales de Tránsito para regular el paso.

Jaime Morera Monge

Alajuela

Exilio de Carmen Lyra

El 9 de mayo, Tomás F. Arias publicó en este medio un comentario sobre el exilio voluntario de Carmen Lyra, así como su calvario hasta morir en México. Por la redacción, podrían quedar en la mente del lector dudas razonables, por lo que es conveniente anotar los hechos tal como sucedieron. El 19 de abril de 1948, en la Embajada de México, Teodoro Picado nombró mandatario a Santos León Herrera, y en la mañana del 20 partió del país para nunca regresar.

Entre el 19 y 23 de abril, varios personajes afectos al partido en el gobierno partieron al extranjero por temor a represalias, entre ellos Carmen Lyra y Manuel Mora. El Ejército de Liberación Nacional tomó los cuarteles el 28 y la Junta de Gobierno asumió el 8 de mayo, por lo que decir que el avión donde viajaba la escritora fue acribillado a balazos deja la duda de quiénes lo hicieron. No solo ese avión recibió las muestras de enojo de los militantes del gobierno de Picado, que mostraron su malestar al considerar que sus líderes los abandonaban.

Si el mayor número de los que partieron regresaron al país sin pedir permiso, ¿por qué Lyra tenía que hacerlo? Carlos Luis Fallas, de igual ideología, oficial de las tropas de gobierno, no se montó en el avión para salir del país y lo recordamos en Alajuela, sano y salvo, luego de unos días en la cárcel.

Ni Santos León ni la Junta de Gobierno emitieron decreto alguno con el fin de expulsar a un costarricense.

Álvaro Hidalgo Ramírez

Historiador

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota