Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 21 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Paquete extraviado

Envío desde Miami no llega al país

Mandé a traer un paquete con la empresa de mensajería OAC Express. El 19 de enero llegó al casillero en Miami, pero no me lo han entregado, no me dicen dónde está ni cuándo me lo darán.

Después de varios correos y llamadas, lo que me responden es que están averiguando y pronto me brindarán una respuesta. Necesito que algún encargado me conteste.

Carla Rojas Castro

San José

Respuesta al BN

Estoy disconforme con la respuesta del señor Alexis Caravaca, contralor de Servicios del Banco Nacional (BN), sobre la seguridad para los clientes del cajero automático en la sucursal del Centro Comercial Guadalupe ( Cartas, 18/2/16). De acuerdo con Caravaca, el público que esté en los alrededores del dispensador será el que actúe en caso de un asalto por la espalda a los clientes. ¿Y la seguridad que debe dar el banco?

Este sistema solo le servirá al BN, pues tendrá cámaras de vigilancia y alarmas cuando un delincuente intente actuar contra el cajero, pero jamás contra el usuario, que, insisto, queda desprotegido cuando retira dinero.

Daniel Madrigal Sojo

Goicoechea

Cambios de cita

La Caja Costarricense de Seguro Social me programó una cita en Ginecología del hospital San Rafael de Alajuela para el 11 de julio del 2014. Días antes, me la cambiaron para el 16 de febrero de este mes; sin embargo, me llamaron para cancelarla y reprogramarla para el 30 de enero del 2018.

Es inconcebible que me rebajen más de ¢50.000 mensuales de seguro y tenga que esperar hasta cuatro años –arriesgando mi salud– por una cita con un especialista.

Rosibel Solano Castillo

Alajuela

Apoyo a expresidente

La persecución del fiscal general, Jorge Chavarría, en contra del expresidente Miguel Ángel Rodríguez debe llamar la atención de los costarricenses. No debemos permitir que el Poder Judicial utilice mal nuestros impuestos, destinando recursos para perseguir y violar los derechos de líderes políticos, servidores públicos y partidos políticos por el simple hecho de no ser liberacionistas.

Esto evidencia un Poder Judicial que mina la credibilidad, la ética y la transparencia en la administración de justicia y que, además, debilita nuestra democracia.

Vinicio Siles Loaiza

El Carmen de Cartago

El Papa en México

Conmovedoras y reveladoras me parecieron las homilías del papa Francisco en su reciente visita a México; más que vocero de la Iglesia católica, representa al mundo implorando la misericordia de Dios, con la esperanza de corregir las injusticias, desigualdades y padecimientos de la humanidad.

Contagiados del fervor y la alegría de los mexicanos, participamos emocionados de este solemne y trascendental acontecimiento. Recemos por el papa Francisco.

Cecilia Prestinary Montero

San Antonio de Escazú

Campaña desigual

Tiene razón don Hugo Picado, del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) ( La Nación, 9/2/16), acerca de la desigualdad del financiamiento de los partidos políticos en las elecciones municipales.

Agrego que el dinero es el que manda, y aunque el TSE ha enviado algunas propuestas a los diputados para reformar la ley y que los recursos se distribuyan en partes iguales entre todos los partidos políticos que participan en las contiendas, no ha habido voluntad para hacerlo.

Si el dinero es de todos los costarricenses, la publicidad y la presentación de candidatos tendría que ser equitativa. Eso sí sería una verdadera democracia.

Efraín Solís Ureña

San José

Brecha salarial

Coincido. La política salarial del Gobierno acelera la brecha entre las clases sociales. Recuerdo que don Pepe Figueres decía que el incremento porcentual de los sueldos aumentaba el ingreso de los segmentos superiores e incentivaba el consumismo, mientras, el aumento era insignificante para los empleados que reciben el salario mínimo.

Serviría el aumento porcentual si fuera al revés: a los que tienen salario mínimo habría que darles el aumento de los segmentos superiores. El que tiene un sueldo millonario está bien, el que apenas recibe lo mínimo, vive alcanzado.

Rafel Ángel Rodríguez Picado

Guápiles, Pococí

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota