Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 12 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cobro de tarjeta sin usar

Empresa se rehusa a cerrar cuenta

Credomatic me notificó el mes pasado que debía pagar $50, por no estar utilizando mi tarjeta. En el banco, me indicaron que debía usarla o pagar.

Les recordé que cuando acepté la tarjeta no existía ese requisito, pero la respuesta fue que las políticas cambiaron. Credomatic nunca me informó de sus nuevas disposiciones, y como cliente tengo derecho a saber cuándo varían las condiciones del contrato. Solicité el cierre de la cuenta, y la respuesta fue un rotundo no. No lo harán hasta que no cancele los $50 o, por el contrario, utilice la tarjeta.

He solicitado varias veces el cierre de la cuenta; sin embargo, todavía recibo correos de la empresa. Me parece un abuso el impedirme devolver la tarjeta y que, además, me obliguen a pagar un monto a su antojo.

Mónica Sancho Camacho

Guadalupe

Atraso por firma

Hace más de quince días estoy esperando una firma para trasladarme al hospital Calderón Guardia y tener la opción, como asegurado que soy, de ser atendido por un especialista.

Ya cumplí con lo que me solicitaron y llevé la epicrisis (documento con el diagnóstico del médico).

En el Ebáis, aunque existe una ventanilla para el adulto mayor y los casos especiales, no funciona: uno debe hacer fila como los demás, no importa si es para un examen de sangre o para sacar cita.

En otros Ebáis, el adulto mayor llega a la 7 a. m. y saca su cita, y los exámenes de sangre se trasladan para otras horas más cómodas para el paciente.

Mario Valverde Montoya

San Rafael de Montes de Oca

Liberación de reos

La solución más fácil que había encontrado el gobierno al problema del hacinamiento penitenciario era liberar a una cantidad importante de delincuentes (medida suspendida ayer), pero, contradictoriamente, incumple la orden de poner en práctica la fecundación in vitro. Ambos son temas de derechos humanos.

Las autoridades deben proteger a los que estamos fuera, a los ciudadanos que pagamos nuestros impuestos.

Eduardo Sancho Ortiz

Cartago

Freno a sindicatos

Los sindicatos de Patria Justa (nombre que se contradice con sus acciones) nos tienen hastiados a gran parte de los costarricenses con sus huelgas y bloqueos de calles.

Sus actuaciones han causado enormes daños a la economía del país porque perjudican a los que viajan al trabajo o a estudiar y, peor aún, a los enfermos que se dirigen a sus citas o necesitan una operación.

A principios de mes, publicaron un campo pagado en un periódico, donde hacían alarde de paralizar los muelles y la refinadora, así como de afectar los servicios de enfermería y cirugía de varios hospitales. Urge que algún gobierno les ponga freno.

Rigoberto Prendas Vargas

Guápiles

Sí es una isla

El término isla se refiere a “una porción de tierra rodeada de agua por todos sus costados”, independiente de si son fluviales o marítimas, de acuerdo con su origen geológico.

Si el distinguido académico Freddy Pacheco ( Cartas, 10/11/15) considera que las islas fluviales debieran llamarse de otra manera por su “connotación particular”, puede gestionar ante la Unión Geográfica Internacional el cambio en la nomenclatura. Hasta tanto esto no suceda y el cambio no sea aprobado, con todo respeto, la isla más grande de Costa Rica se llama Calero.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

Contradicción pública

Es muy curioso que el dos veces diputado Otto Guevara ataque lo que él llama “privilegios” –que son luchas ganadas, principalmente, por los sindicatos en el siglo pasado–, aunque él y su hermano Peter, que ahora se postula para alcalde, nunca renunciaron a los pluses en la Asamblea Legislativa.

No entiendo por qué les gusta estar en el sector público si es la causa de tanto desequilibrio financiero. No son consecuentes entre lo que hacen y lo que dicen, cosa cada vez más frecuente en nuestro país.

Eugenia Soto Suárez

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota