Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 06 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sin seguro por burocracia

Ebáis tarda 10 días para renovar carné

El 3 de noviembre expiró mi carné del Seguro Social. Mi esposo, ya pensionado, fue a renovarlo, y además de la constancia de matrimonio, de pensión y un recibo se servicio público, tuvimos que llenar dos formularios. Me gustaría saber qué relevancia tiene si criamos caballos, cabras u ovejas, o si tenemos una lancha, un cuadraciclo o propiedades. Qué tienen que ver los bienes con una persona que trabajó por más de 40 años para recibir una pensión, a la cual yo también tengo derecho.

Me quedé sin seguro justo cuando estoy en lista de espera para un procedimiento cardíaco. De acuerdo con el médico que me atiende, van a llamarme de un día para otro. ¿Quién se responsabiliza si pierdo una cita tan importante? El Ebáis dice disponer de 10 días hábiles para resolver. No estamos pidiendo limosna; estamos solicitando un derecho adquirido con esfuerzo.

Ligia Siles Quirós

Desamparados

Fiesta de Recope

El artículo 107 de la convención colectiva de Recope es parte de una ley que desde la década de los 70 traslada al pueblo costarricense el financiamiento, a muy alto costo, por cierto, de las fiestas navideñas para un pequeño grupo de funcionarios que ya gozan de grandes ventajas laborales y económicas.

Textos de ese mismo estilo existen en la mayoría de los ministerios, bancos e instituciones autónomas en general. En el INA, por ejemplo, se encendieron las luces de alerta, y suspendieron la fiesta programada con dinero público.

La denuncia es por el presupuesto de casi siete millones de colones para una única fiesta navideña. Pero vale la pena una investigación sobre cuál es la suma real que históricamente se ha despilfarrado durante más de 40 años para festividades navideñas, cumpleaños de jerarcas, celebraciones de retiros y otros acontecimientos sociales que nada tienen que ver con la actividad para la que fue creada esa institución.

¿Cuántos presidentes ejecutivos han pasado por Recope y con su firma han aprobado irresponsablemente la ejecución del texto de ese artículo 107? ¿Cuánta responsabilidad pesa sobre los partidos que nos han gobernado durante estas cuatro décadas?

Daniel Madrigal Sojo

Goicoechea

Trabajo a medias

Gracias a la Municipalidad de Desamparados por rellenar los huecos en las calles de Las Esmeraldas, en El Porvenir, pero, al mejor estilo del AyA, dejaron los escombros en cuatro esquinas diferentes.

María Aguilar Sánchez

Desamparados

Gente en el cajón

Resido en Santa Ana de Nicoya. No tenemos señal para acceder al servicio celular, tampoco Internet, pero nuestro peor padecimiento nos los producen los autobuses, pues solo programan dos carreras diarias: los lunes y los viernes.

El autobús lleva hasta 35 personas de pie, incluidos adultos mayores y discapacitados. De regreso, transporta la misma cantidad de personas, más las compras.

Como este, existen muchos poblados en las olvidadas zonas de Guanacaste donde la gente se ve obligada a caminar hasta dos horas porque no contamos con un servicio público de transporte, ejemplo, en Las Chinampas.

En el cajón de mi pick-up he llevado gratuitamente al hospital a personas accidentadas, enfermas y a mujeres embarazadas. Es injusto multar a quienes transportamos gente en el cajón de nuestros vehículos mientras no dispongamos de un buen servicio de buses.

Los diputados disfrutan de una buena oferta de transporte, y no necesitan montarse en un cajón, pero el campesino vive una realidad muy distinta a la de ellos.

Carlos Esquivel Esquivel

Santa Ana de Nicoya

Reductores urgentes

La Municipalidad de Tibás debe colocar reductores de velocidad en el tramo al oeste del asilo de ancianos de Cuatro Reinas.

He visto señoras con sus hijos en brazos y estudiantes esquivar vehículos livianos y de equipo pesado que circulan a alta velocidad en esta zona.

Francisco Sánchez Ramírez

Tibás

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota