Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 05 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tres problemas en Aserrí

Agua, basura e incertidumbre por ahorros

Este año ha sido complicado para los residentes en Aserrí. Primero nos dejaron sin agua y hemos tenido que dar la lucha por recuperar el servicio; además, perdimos los ahorros e inversiones que teníamos en Coopeaserrí. Recientemente, nos enteramos de que quieren agrandar el botadero de basura.

Luis Fernando Bermúdez Esquivel

Aserrí

Nueva Constitución

Coincido con el artículo que publicó Alex Solís sobre una nueva Constitución ( Opinión , 20/10/15) . Tal idea fue planteada por algunos intelectuales en el año 1984, en el libro Modelo político costarricense, porque la Carta Magna de 1949 se basó en gran parte en la de 1871, cuando el país tenía características muy diferentes.

No veo, sin embargo, la valentía suficiente en ninguno de los tres poderes de la República para arreglar el país, pues muchos piensan más en su propio beneficio que en el futuro de la nación. Por otro lado, me preocupa que lo que aprueben 57 diputados, luego, cinco magistrados de la Sala IV lo anulen.

La Asamblea Legislativa ha dejado de ser el primer poder de la República, algunos diputados legislan y piensan más en su partido político que en Costa Rica. Sería bueno escuchar más opiniones al respecto.

Efraín Solís Ureña

San José

Sindicalismo injusto

“Patria Injusta” es el nombre que debería llevar el colectivo sindical Patria Justa, pues es abusivo que, quienes compramos combustibles, paguemos con recargos los privilegios de los empleados de Recope.

Dicha institución dejó de refinar hace años, por lo tanto, debió desaparecer. En la actualidad, lo único que refina es el dinero de los costarricenses en beneficio propio.

También es injusto que las tarifas eléctricas sean aumentadas debido a los privilegios de muchos empleados del ICE y que un policía gane menos que un misceláneo de la UCR.

Sería una verdadera patria justa si todos los empleados públicos en puestos parecidos ganaran un salario similar, si don Albino Vargas apoyara a las clases más necesitadas y se ganara el aprecio de muchas personas, si la Aresep se mantiene firma e impide el atropello de los sindicatos, que lo único que buscan es su propio beneficio, aunque otras personas no puedan ni comprar arroz y frijoles.

José Neftalí Morera Vargas

San José

Privilegios públicos

En la defensa de los beneficios del sector público se dicen muchas inconsistencias. La secretaria de Sitrajud manifestó que se debe mantener el privilegio, con la salvaguarda de la Sala Cuarta incluida, de recibir el 100% de la inhabilitación porque los empleados judiciales necesitan incapacitarse más, dada la naturaleza laboral, expuesta a la “conflictividad social”.

Le recuerdo a esta señora que no solo ellos son víctimas de este fenómeno, incluso, a algunos esta situación no les permite siquiera tener pan en la mesa.

Ante esta posición, surge la prudencia de la magistrada Nancy Hernández, quien manifestó la urgencia de discutir el tema en resguardo de la sostenibilidad financiera. Es una lástima que no todos estén a la altura de esta jueza.

Uno de los principios de la democracia es que todos somos iguales ante la ley, pero en este país “unos somos más iguales que otros”.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

Pensión sin defensa

De acuerdo con publicado en varios medios de comunicación, el presidente, Luis Guillermo Solís, defendió a los sindicatos, que siguen clamando por más gollerías.

El mandatario los apoya y resguarda, y parece no darse cuenta del grave daño social y económico que le hace al país al beneficiar a grupos privilegiados que protegen sus intereses personales, mientras muchos costarricenses pasan trabajos para sobrevivir.

Un ejemplo del desequilibrio del país es el caso de los pensionados del régimen de IVM de la CCSS, a quienes en este semestre no se les hizo ningún aumento. Ahí el presidente sí debió alzar la voz para ayudar a muchas de estas personas que reciben pensiones muy bajas. El gobernante no les teme como a los sindicalistas. ¿Necesitan estos adultos mayores bloquear calles en demanda de un aumento de sus pensiones?

Fernando Martínez Ardón

San José

Programa urgente

Por divergencias, está bloqueado el programa de trasplantes de hígados en el Hospital Nacional de Niños, lo cual es censurable. No existe ninguna razón si consideramos la importancia de la vida humana.

Manuel Campos Guevara

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota