Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 29 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buses en mal estado

Ruta de Curridabat a San Pedro

Siento malestar por el servicio que presta la empresa Coesa en la ruta 60, Curridabat - San Pedro.

La tarifa aumentó; sin embargo, las unidades son deplorables, la cantidad es insuficiente para atender al gran número de pasajeros, principalmente, en las horas pico.

Los buses son viejos y sufren constantes desperfectos mecánicos, las ventanas no abren y el humo se concentra dentro. Además, los choferes no hacen las paradas reglamentarias y se forman filas hasta de 150 metros en horas que define el propio chofer.

José Miguel Fallas Barquero

Sabanilla

Pensión digna

Solicito a los magistrados de la Sala Constitucional que presten atención a mi caso. He laborado para el Ministerio de Seguridad Publica por 35 años y medio como oficial de policía. Tengo 420 cotizaciones, pero por falta de 7 cuotas me reducen mi pensión en un 4,8%. ¿Dónde están las garantías sociales? ¿Quién las defiende? Nadie.

A la CCSS no le hace más falta que a mi familia ese 4,8%. También coticé para el Ministerio de Hacienda y ahora me dicen que no van a pagarme nada.

¿Qué será de las personas que cumplieron la edad de retiro, pero no tienen todas las cuotas? ¿Qué futuro les espera?

Juan Ramón López Villalobos

Los Chiles

Nombre equivocado

Vergüenza debería darles a los sindicalistas del ICE y a Recope denominarle Patria Justa a su movimiento.

¿Es para ustedes justo que el pobre pueblo pague por sus abominables privilegios?

José Miguel Quirós Cartín

La Florida de Tibás

Cambios necesarios

Es hora de que el pueblo, como el verdadero jefe de las instituciones públicas, ordene a los jerarcas algunos cambios que a todas luces son necesarias e irrefutables. Un ejemplo es Recope, institución sinsentido, que encarece el costo de vida de todos los costarricenses con el fin de mantener planillas, pluses, convenciones colectivas y demás beneficios de sobra conocidos.

Si Recope desaparece, sería bueno para el país. Si se cerró el Banco Anglo Costarricense –cuyas consecuencias eran mayores–, ¿por qué no cerrar una institución sin función más que generar gastos y beneficios para unos pocos? ¿Será necesario un referéndum para que el pueblo se manifieste y les ordene a los funcionarios correspondientes el cierre de Recope?

Bernardino Rojas Sánchez

Liberia, Guanacaste

Sin esperanzas

Este gobierno está cavando la tumba del Partido Acción Ciudadana. Las esperanzas cifradas en el cambio se han traducido en una desilusión tras otra.

La gran mayoría de los ciudadanos opuestos a los inmorales privilegios de las convenciones colectivas de las instituciones públicas nos sentimos traicionados.

Cuando, finalmente, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) se atreve a oponerse a que los costarricenses continuemos pagando los privilegios de los empleados de Recope, el gobierno se manifiesta a favor de darles lo que piden. ¡Y todavía faltan tres años!

Patricia Odio Yglesias

Pozos, Santa Ana

Pifia gubernamental

El acuerdo entre el gobierno y Patria Justa para terminar la minihuelga convocada por estos últimos, hizo ver muy mal a ambas partes.

La coalición sindical no obtuvo nada concreto, más que compromisos para el envío de leyes, que perfectamente pudieron incluirse como iniciativas de cualquiera de los diputados del partido Frente Amplio, y la participación en asuntos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), cuya mesa de diálogo ya existía y se suspendió luego de la protesta de Javdeva de hace algunos meses.

En cuanto a la Aresep, buena o mala, es una institución independiente, por lo cual todo compromiso adquirido es un completo plato de babas.

El gobierno, al que le reconozco cosas buenas, falló en la estrategia. Esos temas no los debe atender un viceministro.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota