Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 11 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Proyecto de Chang

Combustible ecológico es de interés nacional

Me parece increíble que el Gobierno no le dé prioridad al proyecto del científico Franklin Chang Díaz, y que por eso él esté pensando ir a terminarlo a Panamá.

Nadie en este país duda de los conocimientos del doctor Chang, a menos que prefieran traer a un extranjero y pagarle millones de dólares para que, al final, desafortunadamente, el asunto no resulte.

En el Gobierno deben tener en cuenta que el proyecto de generar hidrógeno como combustible le interesa de especial manera al país.

Javier E. Porras Granja

San José

Luces y sombras

El expresidente Óscar Arias recibió como regalo de cumpleaños un libro que contiene el trabajo de 23 ensayistas que resaltan su figura de estadista, en especial durante el proceso de paz que al final lo llevó a desfilar en Oslo.

Nadie niega sus méritos, pero en congruencia con la verdad histórica que deberían conocer las futuras generaciones –como manifestó uno de los distinguidos escritores en el homenaje–, debe escribirse, entre otras cosas, sobre el desproporcionado crecimiento del gasto público en su segunda administración, de la forma como se le “torció el brazo” a la Constitución para imponer la reelección presidencial, de los gazapos en la concesión de obra pública, de la declaratoria de interés público del proyecto Crucitas, del festín con los fondos del BCIE y del irrespeto a la expresidenta Chinchilla al calificar su gobierno como el peor de la historia.

Esto también sucedió y no debemos caer en el error de la “historia oficial”, propia de regímenes totalitarios que tenían y tienen a sus propios narradores; al final de cuentas todos los políticos tienen sus luces y sus sombras.

Gustavo Elizondo Fallas

Santa María de Dota

Igual que Grecia

A quienes dicen que lo que le ocurrió a Grecia no nos puede pasar a nosotros, les sugiero que nos veamos en el espejo, porque tenemos síntomas muy parecidos. Sin embargo, Grecia fue rescatada en tres ocasiones, ¿tendrá Costa Rica quién la rescate?

Falta más empleo. Una buena parte de nuestra población son empleados públicos, nombrados por partidos políticos, de ahí el compromiso de mantener los pluses, pensiones de lujo y sobresueldos. En campaña, algunos electores condicionan su voto a un empleo, un bono o a subir de puesto.

Si se hunde el barco, nos hundimos todos, incluso los diputados sordos que no atienden lo grave de la situación, que gastan su tiempo en proyectos sin interés y dejan de lado lo que es de verdad importante.

También naufragarían muchos expresidentes que no tomaron en su momento las decisiones adecuadas, los pensionados de lujo, los sindicalistas que anteponen sus intereses e instan a sus agremiados a ir a la calle a defender sus “derechos”, los cuales afectan a la gran mayoría de los costarricenses.

En este mismo barco viajan aquellos políticos que saltan de puesto cada cuatro años.

Lo vimos en Grecia: empleados públicos haciendo fila para que les den alimento. Por eso, les digo al presidente de la República, a los diputados y a los sindicalistas que debemos buscar acuerdos y corregir inmediatamente el rumbo, sin dar largas a tan grave situación, quizás nunca vista en nuestro país.

Hernán Granados Quesada

Cartago

Decreto FIV

El decreto para la fertilización in vitro (FIV) –suspendido mientras la Sala no se resuelva una acción presentada–, viola el artículo 21 de la Constitución, porque arriesga indefinidamente los óvulos sobrantes. También el 73 y 188, ya que sobrepasa la autonomía institucional.

La Caja está sujeta a la ley en materia de Gobierno y administración y solo la Asamblea Legislativa, previa consulta a la Caja, puede decirle qué hacer. El Poder Ejecutivo no puede darse esas atribuciones.

Galo Vicente Guerra Cobo

San José

Pobreza de antes

Después de ver las noticias en que se nos informan que somos un país con grandes focos de pobreza y hambre, me remonto 60 años atrás y recuerdo que muchos costarricenses nos criamos en pobreza material, pero siempre con abundancia de alimentos.

No sé qué ha pasado en nuestro país que estamos llegando a estos niveles de desigualdad social. Tampoco veo la respuesta de los políticos.

Con promesas y mentiras, el hambre seguirá llegando a nuestros hogares.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota