Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 02 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Banco rechaza reclamo

Cliente recibió menos dinero en cajero

A inicios de setiembre, fui a sacar dinero de la cuenta de mi esposa en el cajero automático del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), ubicado al costado suroeste del parque central de Heredia. El aparato me entregó un monto menor y debitó uno mayor de la cuenta.

Presentamos el reclamo y, en primera instancia, lo rechazaron. Mi esposa insistió y quedaron de revisar la grabación de las cámaras de vigilancia del cajero.

Para sorpresa nuestra, el Banco indicó que el reclamo no procedía porque fui yo, y no mi esposa, la que hizo el retiro de dinero. Quiero saber, ¿en qué se basa el Banco para no devolvernos el dinero?

Luis Ordóñez Calvo

Heredia

Capital inundada

La reciente inundación del centro de San José, especialmente en el barrio chino, no hace más que demostrar las inconsistencias del gobierno municipal de Johnny Araya, además del rotundo fracaso que significó este bulevar. Lo que pasó nos habla de la mala planificación de la obra.

Espero que el entuerto convenza, a propios y extraños, de la inconveniencia de volver a llevarlo a la Alcaldía josefina.

Debe dárseles oportunidad a nuevos líderes para que hagan de San José la ciudad que debe ser y que, por 20 años, Araya no pudo construir. Existen muchos ejemplos para emular, como Bogotá y otras alcaldías locales.

Luis Vázquez Madrigal

Cartago

Señal deficiente

Somos clientes de la empresa Tigo. Desde hace más de tres meses, el servicio que ofrece la compañía no nos satisface, los controles remotos son de mala calidad, los cambian por otros que han arreglado y que son iguales.

He reportado en tres ocasiones que el servicio de televisión es deficiente, pero aún estoy esperando que “en las próximas seis horas” nos visiten. No existe otra forma de pedir ayuda que no sea por intermedio del operador, muy gentil, pero no resuelve nada.

Gabriela Matamoros Landazuri

Mercedes Norte, Heredia

Crecimiento urbano

Quienes transitamos con frecuencia por San Juan de Tibás somos testigos del crecimiento urbano. Las viviendas han tenido que dar campo a las grandes construcciones de cemento con carácter comercial. Las zonas verdes y áreas de filtración de las aguas se han transformado en frías losas de cemento y asfalto, bordeadas de angostas cunetas y obstruidas alcantarillas que dificultan la escorrentía.

De esta forma, cada vez que llueve, las calles y avenidas se transforman en un río, como por ejemplo, la calle que comunica con Moravia, que pasa frente a los Bomberos y llega hasta el parque central de Tibás.

Cuando ocurre esto, el tráfico de vehículos y peatones se imposibilita.

Gran angustia me produce ver a señoras con niños en brazos bajar de los pocos autobuses que se arriesgan a transitar entre esas corrientes de aguas turbias.

Llegó el momento para que las autoridades municipales, después de haber logrado superar con éxito el grave problema de la basura y los huecos en las calles, se aboquen a planificar un sistema urgente de evacuación de aguas pluviales.

Álvaro Chaves Sánchez

Heredia

País a la deriva

Mientras el presidente disfruta de la gran vida en Estados Unidos –bailes incluidos–, el país, sin dirección, sufre problemas muy graves: desempleo, inseguridad ciudadana –que crecerá con la liberación de delincuentes–, el cierre constante de empresas, largas listas de espera en clínicas y hospitales, las gollerías de los sindicatos, la pobreza que golpea a los más pobres, etcétera.

Creo que es hora de que el presidente ponga los pies en la tierra y comprenda que el pueblo lo eligió para que solucionara estos problemas, por lo cual debería considerar cambios en su gabinete.

La situación está llegando a su límite y, en cualquier momento, se presentarán situaciones con graves consecuencias que no quisiéramos lamentar.

Fernando Martínez Ardón

San José

Servicio médico

Deseo expresar mi agradecimiento al personal del hospital Calderón Guardia, y en especial al Servicio Vascular Periférico, por su profesionalismo, esmero y cariño con que atendieron a mi madre, adulta mayor de más de 95 años.

Al servicio domiciliar de la Clínica Central, el reconocimiento por su excelente y valioso trabajo.

Giselle Mora Calvo

Curridabat

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota