Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 29 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Negocio en institución

comercio de ropa en horario laboral

El lunes 21 de setiembre, en los Tribunales de Justicia de Liberia, mientras entregaba documentos, vi a una funcionaria llamar a otra para que se llevara una ropa que, al parecer, ella vendía. Con asombro, les pregunté si no tenían restricciones para actividades de esta índole en horas laborales. La presunta compradora, muy responsable, optó por el retiro sin llevarse nada. Minutos después, se acercó otra funcionaria a dejar una bolsa de ropa a su compañera emprendedora.

Los tiempos están muy duros, sin duda, y cada día todo está más caro, por lo cual es necesario redondear los salarios, pero no en horas laborales, y menos cuando quienes hacen el negocio son funcionarios que les salen muy caros al Estado.

Marcela Castro Barrantes

Alajuela

Carril para buses

El carril para autobuses está en el centro y el de carros junto a la acera, según el modelo de funcionamiento de una vía exclusiva para buses de San José a Desamparados, propuesto por el MOPT.

Lo correcto es que el carril exclusivo para el transporte público esté al lado del andén. Deberían pensar un poco más este tipo de propuestas.

Silvia Guevara Torres

Santo Domingo

Huecos en calles

La alcaldesa de Desamparados, Maureen Fallas, rellena los huecos de las calles porque vienen las elecciones, pero no sucede así en Las Esmeraldas y El Porvenir, donde ya no queda calle, solo huecos.

¿Es que nosotros no pagamos impuestos, no votamos o no somos de Desamparados? Claro, doña Maureen nunca transita por nuestras vías.

María Aguilar Sánchez

Desamparados

Lectura difícil

No logré leer más de 10 líneas del artículo de Óscar Arias ( Opinión , 27/9/15), pues es puro bombos y platillos para él mismo.

Eduardo López Vincenti

Moravia

A favor de Recope

Un pequeño grupo de ciudadanos costarricenses han conformado el autodenominado grupo de “indignados”, que promueven el cierre de Recope. Pregunto: ¿Para ponerla en manos de quién? ¿Acaso algún político o algunos políticos que quieren abandonar la ciudadela de la clase media para migrar hacia la clase verdaderamente poderosa y opulenta de este país?

Los indignados no deben perder de vista que Recope tiene dueño: es de los costarricenses. Y si los sindicatos la han estado saqueando, es por culpa de los Gobiernos. Este y los anteriores. Exijamos al Estado que haga operación limpieza. Si la preocupación de los indignados es genuina, deberían exigir austeridad en diversos poderes e instituciones del Estado, antes de que se conviertan en verdaderas chancheras.

La chanchera es sinónimo de engorde, en este caso de billeteras e individuos.

Álvaro Campos Solís

San Rafael de Heredia

Ciudad desordenada

En San José, el desorden vial va desde Escazú hasta Paraíso y de norte a sur es igual. Para ir al trabajo por la mañana o regresar a la casa por la noche se requieren dos horas o más en un trayecto de 11 kilómetros.

En el casco central ya no hay regulación: los buses hacen lo que quieren, los camiones descargan productos, los taxis están por todo lado y los piratas invadieron las paradas de autobuses. Los pocos inspectores que hay ya no pueden hacer nada.

No sé qué pasó, pero me parece que es un problema que no le interesa ni a las municipalidades ni al Gobierno.

Seguiremos escuchando los consejos para mejorar la calidad de vida, aunque sea imposible llegar a la casa de noche con un buen semblante, solo para cenar, dormir en promedio siete horas y levantarse para enfrentar lo mismo al día siguiente. Es inhumano.

Guillermo Solano Hernández

Tres Ríos

Agua de costa a costa

Hace miles de años, los romanos hacían llegar desde largas distancias agua a sus centros urbanos. Mientras la costa atlántica sufre inundaciones más fuertes cada año, el Pacífico norte padece sequías más largas.

En un territorio relativamente pequeño, como Costa Rica, con una población todavía reducida, es momento de pensar en proyectos de canalización y acueductos para trasladar los excedentes de este liquido de una costa a otra. Este es el método que se emplea para transportar gasolina de Limón a Puntarenas.

Es tiempo de actuar, pues la lentitud de todos los proyectos que se someten a estudios y comisiones son eternos, antes de que la crisis del agua afecte a gran parte de la población.

Philippe Bloton Grall

Esparza

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota