Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 06 de julio de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Retiro de Kölbi Asistencia

ICE no cancela contrato y sigue cobrando

Hace un año, aproximadamente, recibí una llamada de un joven que me ofreció los servicios de Kölbi Asistencia; tengo que aceptar que era un muy buen vendedor y me convenció de que le sacaría provecho a alguno de los muchos servicios que me ofreció. Lamentablemente, nunca mencionó que algunos de estos solo pueden utilizarlos quienes residen en el área metropolitana. Al enterarme, decidí ir a la agencia del ICE de mi comunidad, donde hice el retiro. No me dieron comprobante, pero confié en que todo estaba bien.

Meses después, me di cuenta de que, por acto de magia, estaba suscrito a Kölbi Asistencia de nuevo.

Contacté con la empresa que provee el servicio y tras múltiples llamadas no pudieron darme una respuesta aceptable. Recurrí entonces a la Contraloría de Servicios del ICE, donde, de forma pronta, respondieron mi correo electrónico y hasta me llamaron para confirmar la anulación del contrato y el posible reembolso de lo cargado sin mi autorización.

Un mes después, volvieron a facturar la mensualidad. ¿Por qué es tan difícil cancelar el servicio?

Pablo Brenes Monge

La Fortuna de San Carlos

Campaña contra ruido

Es increíble la bulla que producen las motocicletas; es tanta que activan las alarmas de los vehículos, no nos dejan conversar tranquilamente y golpean nuestros tímpanos.

La Dirección de Tránsito no hace nada. ¿Qué debemos hacer los ciudadanos para que el ruido no nos vuelva locos, si los funcionarios de la Dirección de Tránsito no actúa? Lo lógico es que tengan vergüenza y renuncien.

Hagamos una campaña de limpieza sónica, basta ya de tanto escándalo en nuestras calles. Usemos las redes sociales para protestar, luchemos por el bienestar de nuestros hijos, de nuestros abuelos, de los enfermos, de todos, para dormir sin escuchar esos estruendos motorizados.

Ya es hora de ponerle coto a este asunto y que Costa Rica sea un sitio sin ruidos causados por la irresponsabilidad de muchísimos, amparados por la Policía de Tránsito que no hace lo que es un deber.

Roberto Jiménez Zumbado

San Rafael de Heredia

Movistar en colegios

Empleados de Movistar visitaron la institución donde estudia mi hijo y les explicaron a los estudiantes los que ellos llaman ventajas de ser su cliente; además, les regalaron artículos y chips para que los utilizaran sin compromiso.

Tres días después, mi hijo recibió un mensaje en donde le indicaron que la solicitud de portabilidad fue rechazada. Me parece muy grave que traten de hacer este tipo de negocios con menores de edad. Espero que la Sutel tome cartas en el asunto.

Iria Isabel Ramírez Hernández

San José

Comunidad lastimada

En la reciente intervención en el periódico La Nación (20/5/15) Elizabeth Odio manifestó que el aborto no tiene que ser un crimen. El contenido de esa expresión lastimó la credibilidad que el pueblo costarricense, en su inmensa mayoría, le otorga a la religión católica, que señala la voluntad divina al engendrarse un ser humano en el vientre materno. Su opinión es muy respetable, pero no es compartida. Mis mejores deseos para que su labor sea fecunda por el bien de todos.

Manuel Campos Guevara

Cartago

Maniobra peligrosa

La imagen en primera plana de La Nación, el martes 23 de junio, del furgón de una empresa conocida que invade el carril contrario en una curva y obliga al chofer de un auto a hacer milagros para no chocar contra el camión, causa pánico. Solo piense que usted y su familia pudieron haber estado en esa misma curva, pero en el carril correcto.

Soy limonense y viajo a mi provincia a menudo, pero para evitar situaciones como esta prefiero la ruta de Turrialba. No puedo dejar de añorar que cuando pequeño ese viaje al Atlántico lo hacia con mis padres en tren. Y con dolor me pregunto: ¿qué lo hicieron?

Carlos Luis Barrientos

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota