Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 28 de junio de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tambores quitan el sueño

Autoridades están al tanto de la situación

Desde hace algún tiempo los vecinos del parque Palmares, en el cantón central de Alajuela, hemos soportado la presencia de uno o varios grupos de tambores escandalosos que se presentan al parque a cualquier hora del día y la noche, y hasta más allá de las 10 p. m., lo que causa contaminación sónica. En su mayoría los vecinos somos adultos mayores que deseamos paz y tranquilidad para conciliar el sueño.

Esta situación ya es de conocimiento del Ministerio de Salud, la Municipalidad de Alajuela y la Fuerza Pública. Sin embargo, no colaboran en nada para solucionar el problema. La Municipalidad cuenta con otros sitios dentro de la ciudad que son zonas comerciales, donde dicha presentación no causaría molestias, como el bulevar de la catedral, el Parque Central y su quiosco, el Teatro Municipal, la Casa de la Cultura y el parque Tomás Guardia. El Ministerio de Cultura cuenta con un anfiteatro en la misma zona.

Solicitamos se respete el artículo 50 de la Constitución, que dice: “Toda persona tiene derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Por ello, está legitimada para denunciar actos que infrinjan ese derecho”.

Óscar Castro Solano

Alajuela

‘El último pasajero’

Para aquellas personas que recuerdan un programa alemán de Transtel en el cual competían jóvenes en juegos creativos, divertidos y emocionantes, les ha de causar pena ajena, como a mí, ver a nuestros jóvenes de undécimo año en un “combate juvenil”.

Las actividades propuestas son humillantes y peligrosas, violentan la integridad física y emocional de los participantes. ¿Quién encuentra gracioso dejar a alguien sin su cabello, depilarlo bruscamente o que casi muera ahogado con un trozo de pollo? (Pienso en la angustia de las madres). ¡Por Dios! El programa puede llegar a ser mejor. ¿Dónde está la gente con buenas ideas?

Lucrecia Rivera Monge

Cartago

Cliente tiene razón

En respuesta a la queja del señor Alejandro García Rodríguez, publicada el 26 de junio, en esta sección, informamos que debido a los tiempos de instalación de un nuevo medidor en Santa Ana, reconocemos que, efectivamente, en su caso, hubo un atraso injustificado en el trámite (8 días hábiles en total).

La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) establece, dentro de sus metas y normas de calidad, la instalación de los nuevos servicios en un plazo máximo de tres días.

De hecho, el tiempo promedio de instalación de los 4.222 servicios monofásicos de baja tensión gestionados hasta la fecha durante el 2015, ha sido de 2,3 días.

Por ello, le ofrecemos la disculpa del caso y le aseguramos que se están tomando las medidas para evitar que se repita esta situación.

Lucía Cortés Cantillo

Jefatura de Comunicación Empresarial Compañía Nacional de Fuerza y Luz

Medida peligrosa

Se prohibió la importación de aguacates mexicanos de la variedad hass por medidas fitosanitarias. ¿Qué pasaría si a los 132 productos nacionales de exportación les aplicaran la misma medicina? Sería una amenaza laboral para el país. Este tipo de medidas son peligrosas para la competencia comercial.

Adriana Vergara González

Liberia

Error vial en Heredia

No hay razón para obligar a los vehículos que vienen de Heredia a que pasen frente a Jardines del Recuerdo. Esta medida incorrecta causa embotellamientos eternos e impide la salida ágil de Lagunilla y residencial Real Santa María. Pido atentamente a las autoridades de Tránsito rectificar la situación.

Luis Ángel Serrano Rodríguez

San José

No es ‘anomalía’

Si en Pérez Zeledón tomo la Costanera hasta Puntarenas y a Guanacaste, llegaré sin duda a playas del Coco. No estoy desorientado: tomé otra ruta. Nadie puede decirme que tengo una “anomalía” si hago mi viaje por mi propio camino. Don Carlos Olivera ( Cartas , 21/6/2015): tener una opinión propia no le da derecho a tildar de anómalos a quienes no la comparten.

Muchas veces lo que dimos por cierto, solo porque gran parte de la población dice que lo es, estaba equivocado. En ocasiones, una minoría ve las cosas con mucha más claridad que la mayoría.

La sociedad solo sobrevivirá con respeto y el amor incondicional –cualidades que algunos no poseen, y no por ello los discriminamos–.

Fernando Araya Jiménez

San Francisco de Dos Ríos

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota